27 de enero de 2010

Test rápido de conocimientos seriéfilos

test

Marque en cada caso la respuesta, o respuestas, que crea necesarias. No se trata de una prueba calificativa por lo que sientáse libre de responder la opción que más le guste independientemente de que sea correcta o no. Tiempo estimado, hasta que Internet se rompa tras una keynote de Apple:


25 de enero de 2010

Clásicos de la Basura: Lost [Semana Perdida]

lost_posterseason6

Que mejor para volver con los Clásicos de la Basura que rememorar lo que ya preparé para el final de Galactica hace unos meses. Y uno que, cuando quiere, puede ser muy original (sic), no tiene otra cosa que hacer que dedicarle una semana entera a ese fenómeno del que casi nadie habla ni comenta nada durante estas semanas, Lost. Así que para empezar, he aquí las 5 razones más importantes para ver Lost y los 5 episodios que no te puedes haber perdido. Todo ello aliñado con una buena ración de spoilers.

Lost (2004, ...):



5 razones para ver Lost:
  1. Por la implicación que crea con el espectador. Lost cuenta con una trama fragmentada donde en cada episodio aparecen, de forma descolocada, las piezas del gran puzzle que es su historia y que, indudablemente, crea una rumorología entre sus seguidores que hacen de su visionado toda una experiencia.
  2. Porque, como buen drama, vive de unos personajes muy bien delimitados que son el aútentico eje de la historia y que conforman un reparto coral en el que hasta los más secundarios son parte fundamental de los aconteciemientos.
  3. Porque desde un principo se intenta, en todo lo posible, no dejar ningún aspecto de sus tramas al azar o a la improvisación (despidos de actores, imprevistos y adolescentes hormonados mediante).
  4. Por el uso de los elementos narrativos de la que la serie hace gala. Flashbacks y flashforwards se entremezclan, no siempre ha sabiendas del espectador, para ofrecer información adicional y generar más incertidumbre, si cabe, en las tramas principales.
  5. Y, para finalizar, porque cuenta con la actuación de Michael Emerson, que construye un personaje malvado, egoísta y manipulador pero que, a pesar de todo, se convierte en la mejor excusa para ver un episodio de Lost, Benajmin Linus.
    l8
Como no, el piloto más caro de la historia en el momento de su emisión (alrededor de 11 millones y medio de doláres) abre esta cuenta atrás. Es famoso por todas las anécdotas y curiosidades sobre él (Jack, el protagonista, debía morir, se tuvo que eliminar la sangre por el horario de emisión...). Además muchos de los misterios de la serie aparecen por primera vez en este piloto, como el juego del backgammon, los osos polares, las tormentas instántaneas o el "monstruo" también llamado "humo negro".

Charlie: Hey guys, is this normal? Day turning into night sort of end-of-the-world type weather? Is this... Guys?

Lost 1x18: Numbers:

lost numbers

En el primer episodio en el que orondo Hurley es el protagonista, su flashback nos cuenta la historia de los números malditos con los que ganó la lotería y empezó su "maldición". Los famosos números 4,8,15,16,23 y 42 serán a partir de entonces protagonistas de muchos de los misterios sin resolver de La Isla y formarán parte esencial dentro de la mitología de la serie.

Hurley: You don't know?! Okay... that thing in the woods? Maybe it's a monster. Maybe it's a... pissed off giraffe, I don't know. The fact that no one is even looking for us? Yeah, that's weird. But I just go along with it, 'cause I'm along for the ride. Good old fun-time Hurley. Well, guess what? Now — I want some friggin' answers!

Lost 4X11, 4x12, 4x13: I
There's No Place Like Home I, II, II:

4x13-00024

Como buen final de temporada de Lost que se precie, los útimos epiodios de la cuarta temporada hicieron gala de una de las máximas de la serie. Un buen golpe de efecto (La Isla se puede "mover") y un cliffhanger de manual que dejaba abierto el paradero y suerte de muchos de los personajes de la serie.

Locke: Is this the magic box?
Ben: No, John, it's not.
Locke: What is all this stuff for?
Ben: Same things that all the Dharma stations are for: silly experiments.

Lost 3x22, 3x23: Through the Looking Glass I, II
:

800px-notpennysboat

Los losties estan dispuestos a abandonar La Isla sea como sea y el carguero que se encuentra en las inmedaciones de la costa es su mejor oportunidad. Pero lo que no saben es que la gente del carguero no es quien dice ser y lo descubrirán gracias al sacrificio de Charlie. Mientras tanto, somos testigos de como en un momento del futuro Jack intenta convencer a Kate de que deben volver a La Isla...

Hurley: Attention Others. Come in Others. If you're listening to this, I want you to know that we got you bastards. And unless the rest of you wanna be blown up you best stay away from our beach...

Lost 4x05: The Constant:


constant_00007

El episodio que colma esta lista personal de recomendación es The Constant, en el cual se empieza a dar un poco de luz a, posiblemente, el brazo de la trama que más se acerca a la ciencia ficción, los viajes en el tiempo y la importancia de los personajes de Desmond, Penny y Daniel Faraday en los acontecimientos que ocurren en La Isla.


Daniel Faraday: Yeah, maybe. But you have to make contact. Didn't you say you were out on a boat in the middle of nowhere? [Desmond picks up a phone and begins dialing] Uh, who are you calling?
Desmond: Calling my bloody constant.

[+] Lost: Preguntas sin respuesta de la primera temporada en Carrusel de Series.
[+] Lost: The Final Countdown en Al Final de la Escapada.

21 de enero de 2010

Un año de mucha Basura y aún más TV

Atención, el siguiente artículo contiene grandes dosis de autobombo, así que si tienen cosas mejores que hacer este es el momento para dejar de leer.

3288399796_2839b573f8

Hace exactamente un año (bueno exactamente no, cuestión de horas y minutos) Basura and TV comenzaba su andadura. Servidor, Alex, empezó este blog "obligado" por las circustancias, ya que se puede decir que Basura and TV es una versión 2.0 de Cultura Basura, el blog con el que empecé en todo esto y que de seguir en activo actualmente llevaría más de dos años "en el aire".

Casanova

BBC, 2005, Russell T. Davies escribiendo, David Tennant como protagonista y Murray Gold como compositor. Y no, no es Doctor Who. Es Casanova.

photo_lrg

Un viejo Giacomo Casanova (Peter O'Toole), el famoso aventurero y conquistador de mujeres, agota sus últimos días como bibliotecario en el exilio tras haber fingido su muerte. Pero su presencia no pasa desapercibida para una nueva críada, Edith (Rose Byrne) que descubrirá de primera mano las reales aventuras que vivió el joven Casanova (David Tennant).

19 de enero de 2010

Blackpool

Un asesinato, karaoke, intrigas familiares, números músicales, policías, humor y tragaperras se mezclan en Blackpool, una miniserie de 6 episodios que la BBC emitió en 2004 con David Morrisey y David Tennant como protagonistas. Así que sin más preámbulos, sean bienvenidos a descubrir la capital del juego del noroeste de Inglaterra.

Morrissey450

Ripley Holden (Morrisey) es un turbio empresario del juego con un sueño. Crear un Hotel Casino en Blackpool, la cuidad donde habita con su mujer Natalie (Sarah Parish) y sus dos hijos adolescentes. Pero el misterioso asesinato de un joven, cuyo cadáver aparece en el local de Holden, propiciará la llegada del extravagante y astuto detective Peter Carlisle (Tennant) que no podrá evitar enamorarse a primera vista de Natalie mientras intenta resolver el caso.

Por su argumento podéis deducir rápidamente que nos econtramos con un trhiller policíaco, y no se equivocan. Pero Blackpool es mucho más. Es un drama familiar, una historia de amor, una comedia negra y un músical. Y esta mezcla de generos que, a prioiri, pueden parecer no casar para nada es al final parte del buen resultado final de la serie. Buen resultado al que ayuda, bastante, la interpretación de sus personajes principales, capitaneados por Morrisey y Tennant.

El primero es un atormentado chico hecho a sí mismo y lo que, hablando en plata, llamaríamos un auténtico cabrón. Extorsiona, engaña, acosa, miente y se aprovecha de todo del que le rodea con el único fin de beneficiarse personalmente. El segundo es un detective aplicado, extravagante y pasional que tiene que que enfrentarse a su antagonista en dos frentes diferentes, el profesional y el amoroso.

Pero si hablamos de los personajes, tenemos que hablar de la profundidad y contrastes de estos. Nadie es bueno o malo y, llegada la ocasión, cada cual demostrará, llevado por sus pasiones, fobias e intereses, que es más que el estereótipo que representa. Y al final, la mecha que incendia toda la historia, el asesinato, no es más que un pretexto para conocer a unos peculiares personajes que se enfrentan a un cambio rádical en sus vidas.

whoprediction


Pero, posiblemente, la mejor carta de presentación de Blackpool es su puesta en escena. A su ambiente sucio, real y kitsch (si alguien con dos dedos de frente hubiera ambientado la historia en algún punto de España no duden que lo hubiera hecho en Benidorm) se le suman los numerosos cortes músicales con los que cuenta cada uno de los episodios. Unos momentos que, en la mayoría de los casos, se tratan de ensoñaciones sufridas por los protagonistas para escenificar los momentos clave de la historia. Unos numeros muy alejados de grandes coreografías o interpretaciones, muy acorde con ese ambiente real que comentaba. Cuando ves a una panda de policías bailar lo hacen como si fueran unos policías cualquiera bailando, no unos bailarines disfrazados.

Lo mismo pasa con las voces. En este aspecto, más que toques de músical lo que estamos viendo es un gran karaoke ya que la música y letra siempre está por encima de las voces de los actores. Otro aspecto de copia, de ese tono kitsch que comentaba. Pero para que se hagan una idea les dejo con un cara a cara entre los dos protagonistas de la historia.



Otra peculiaridad respecto a la utilización de la música es que Blackpool no tiene opening per se. Cada uno de los episodios comienza con uno de estos momentos músicales que funcionan como 6 diferentes presentaciones de la serie. Aquí os dejo con mi favorita, la correspondiente al segundo episodio con la canción Gambler de Kenny Rogers, en donde además se muestra una de las, muchas, escenas en las que se puede ver al personaje de Carlisle y su obsesión por la comida y los dulces.



En definitiva, Blackpool es una serie que cuenta con elementos e historias conocidos por todos y que los mete en una batidora junto con un par de ideas novedosas, siendo el resultado una mezcla fresca, original y muy entretenida. Y además se disfruta en un suspiro, cosa que siemrpe se agradece.

[+] Lista de Spotify con las canciones que suenan en la serie.
[+] Lista de reproducción de YouTube con las diferentes introducciones de la serie.

16 de enero de 2010

Poli Malo, Poli Bueno: The Big Bang Theory



A veces me pregunto como se puede tener la poca vergüenza de hacerse llamar "seriéfilo" viendo cosas como esta aberración sin gracia. Con la cantidad de comedias que existen de prosa veloz y aguda crítica, va y tiene que triunfar esta mamarrachada con tíos a los que visten de feos, tía-guapa-tonta y kilos de risas enlatadas. Eso es The Big Bang Theory.

15 de enero de 2010

[Doctor Who Bloggers Day] Cosas de Doctor Who que no sabías (o quizás sí)

Más de 30 temporadas y 756 episodios a lo largo de 47 años es le bagaje con el que cuenta Doctor Who hasta la fecha. Es por ello que existen infinidad de detalles referidos a la serie desconocidos para la mayoría de seguidores con los que actualmente cuenta la serie (servidor incluído). Y, aunque este Doctor Who Bloggers Day se centra en descubrir y recomendar esta serie al mayor público posible, me van a permitir que yo escriba este artículo mas destinado a todos aquellos que ya la conocen y que también tienen derecho a que se les descubra nuevos aspectos sobre ella.

Firefox_wallpaper

Como todos mis compañeros les habrán hecho saber, el Doctor es un Time Lord, Señor del Tiempo, una raza originaria del planeta Gallifrey capaz de viajar por el tiempo y el espacio. Por ello es importante saber que los Time Lords pueden engañar a la muerte regenerándose un total de 12 veces, tal como se revela en The Deadly Assesine (1976), por lo que pueden contar con un total de 13 reencarnaciones. Así pues os puede interesar que:

- En The Brain of Morbius (1976) se especula que la primera encarnación del  Doctor pudo no ser la primera cronológicamente. Aunque en otras muchas ocasiones este confirma que su encarnación correspondiente es la canónica (en The Five Doctors (1983) el Quinto Doctor afirma que se encuentra en su quinta reencarnación, por ejemplo). Lo que si es anecdótico es que centrándonos solo en la serie ha habido más actores que reencarnaciones del Doctor, ya que en la misma The Five Doctors (1983) Richard Hurndall sustituyó al primer actor en protagonizar la serie, William Hartnell, que desgraciadamente por esas fechas ya había fallecido.

- La regeneración es siempre optativa, no obligatoria. Ejemplo de ello se da en Last of the Timelords (2007), donde The Master (némesis del Doctor) rehúsa a regenerarse.

- Además, el ciclo de regeneraciones no tiene porque ser exclusivo. De nuevo en The Five Doctors (1983) el alto consejo de los Time Lords le concede a The Master una nueva tanda completa de regeneraciones si ayuda al Doctor a escapar de la Death Zone de Gallifrey.

- Y aunque siempre se refiere al Doctor como un hijo de Gallifrey, en Doctor Who: The Movie (1996) se desvela que su madre era humana, convirtiendo al Doctor en medio humano. Esto da pie a cientos de especulaciones, aunque la mayoría de los eventos protagonizados por el Octavo Doctor no se consideran dentro del canon de la serie. Es más, en el libro de Russell T. Davies The Writer's Tale: The Final Chapter se se desvela un diálogo no incluido en The End of Time (2010) en el que el Doctor le dice a Cliff:
"I was half-human back in 1999 for a couple of days".
- La edad exacta del Doctor es otro tema espinoso. En The Ribos Operation (1978), se revela que en su Cuarta reencarnación tiene 759 años. Sin embargo en Revelation of the Dalek (1985), perteneciente al Sexto Doctor, se afirma que ha llegado a la edad de 900 años (por lo que se considera que entre las dos historias pasan casi 150 años). La siguiente referencia en cuanto su edad la encontramos en The Time and The Rani (1987) en la que el Séptimo Doctor afirma que en el momento justo de su regeneración su edad es de 953 años. Sin embargo la verdadera confusión viene con las encarnaciones modernas del personaje, ya que en Voyage of the Damned (2007) este afirma tener 903 años, cosa que se confirma cuando en The End of Time (2010) afirma tener 906.



"I'm the Doctor. I'm a Time Lord. I'm from the planet Gallifrey in the constellation of Kasterborous. I'm 903 years old, and I'm the man who's gonna save your lives and all six billion people on the planet below. You got a problem with that?"

Otro aspecto de Doctor Who, casi o tan importante como su protagonista, son sus compañeras (companions). Generalmete el Doctor siempre viaja acompañado por jóvenes chicas que representan la ingenuidad del espectador y que, en numerosas ocasiones, cumplen la función de aportar una forma de actuar más humana que la del propio Doctor. Y, por supuesto, en torno a ellas también existe gran mitología:

- El termino original, companion, fue primeramente utilizado por los fans de la serie. Durante la primera etapa de la serie (1963 - 1989) el Doctor se refería a sus acompañantes como assistants (ayudantes). No fue hasta la nueva era de la serie en 2005 cuando el Noveno Doctor se refirió a Rose Tyler como su compañera ("she is my companion").

- No es cierto que el Doctor viaje siempre acompañado. Durante todos los eventos The Deadly Assassin (1976) este viaja a su planeta natal, Gallifrey, previó paso por la Tierra dónde abandona a la que era en ese momento a su compañera, Sarah Jane Smith. Más actualmente, en varios especiales, hemos visto como el Doctor viaja sin compañía ninguna. Pero lo cierto es que durante todas esas tramas acaba compartiendo sus aventuras con alguien.

- Tampoco es del todo cierto que todas sus compañeras sean del género femenino. Desde el principio de la serie varios hombres han acompañado al Doctor. Es más, uno de los compañeros que más ha viajado a su lado es Jamie, compañero del Segundo Doctor en casi todas sus aventuras. Y no nos olvidemos de K-9, un robot con forma de perro que siempre se refiere a el Doctor como su maestro. Además no todas sus compañeras son humanas. No solo muchas de ellas provienen de diversos planetas si no que tanto Susan Foreman (su nieta y primera "ayudante"), como Romana (compañera del Cuarto Doctor), eran Time Lords (Ladys), o lo que es lo mismo, nativas del mismo planeta que nuestro protagonista.

- A pesar de estar la mayoría del tiempo acompañado de mujeres no fue hasta la película de 1996, creando gran conmoción, cuando el Octavo Doctor rompió el tabú y besó por primera vez a una compañera, Grace Holloway. Más adelante con la llegada de la nueva serie (2005), las tramas del Noveno y, sobre todo, Décimo Doctor estuvieron cargadas de una tensión amorosa más evidente (tanto con Martha Jones, como con Madame de Ponpadour y, sobre todo, Rose Tyler).

P.D.: Toda esta información está recogida habiendo solo visto ni la mitad de esos 756 episodios que comentaba al principio. Es por ello que recomiendo adentrarse en el mundo de Doctor Who, porque dispone de una grandiosa mitología con la que disfrutar y sorprenderse durante muchos años.

Sigue el Doctor Who Bloggers Day en:


http://elblogdesunne.com "Doctor Who para dummies".
http://noibloc.blogspot.com "Las compañeras del Doctor".
http://nimrodhouse.blogspot.com "Difícil decisión, Tennant o Eccleston"
http://juanmasincriterio.blogspot.com "Literatura en Doctor Who" (II parte)
http://brianedwardhyde.blogspot.com "Drama en Doctor Who: El Doctor me hace llorar"
http://alfinaldelaescapada.com "Doctor Who por Steven Moffat".
http://llamameromario.blogspot.com "1x13 - Especial: The Doctor forever (1ª Parte)".

(La lista se irá actualizando a lo largo del día)

10 de enero de 2010

Community: El club de los 7

Con un piloto que engaña mucho y no deja adivinar lo que más tarde vendrá, "la mejor comedia que no estás viendo" sorprende por su coralidad y se convierte en la guinda perfecta para una noche de comedia con 30 Rock, The Office y Parks and Recreation los Jueves en la NBC. Bienvenidos de nuevo a los estudios.
1259310638_extras_ladillos_1_0

En el Greenday Community College se congregan todos aquellos estudiantes que por diversas razones no han podido cursar sus estudios en una Universidad decente. Separadas, jubilados, caraduras, ex estrellas del deporte, y todo ese tipo de gente que se aleja de los canones de perfección norteamericana, son los protágonistas de esta alocada sitcom que esconde mucha más diversión de la que su episodio piloto muestra.

9 de enero de 2010

FM: Radio killed the TV star


FM-2254ad8b-e614-4639-8f06-be45761d21db


Seguramente habrá muchos a los que la brevedad de las que suelen hacer gala la mayoría de las series británicas les parezca un punto negativo. No por que resten calidad final al producto, si no porque les dejan una sensación de consumo rápido e insuficiente. Vamos, que les dejan con la miel en los labios queriendo más. Pero para servidor ese formato es ideal para crear pequeñas joyitas de la televisión como las que nos ocupa ahora.

7 de enero de 2010

The Day of the Triffids: De vuelta con las plantas carnívoras

The Day of the Triffids

The Day of the Triffids es una miniserie de dos episodios de la BBC, remake de la serie de la misma cadena de 1981 que a su vez es una adaptación del libro del mismo nombre de John Wyndham de 1951. Pero como esto no es la Wikipedia, y para todo lo demás Imdb, veámos que amenazas traen los trífidos del siglo XXI.

La historia, vista actualmente, no sorprenderá a muchos. En un mundo ficticio en el que se ha conseguido parar el cambio climático gracias al aceite que producen unas plantas llamadas trífidos, la mayor parte de la población se queda ciega por el efecto inesperado de una tormenta solar. A la dificultad que supone que la mayoría de habitantes se queden ciegos repentinamente (parando el ritmo habitual de vida y convirtiendóse en parásitos más cercanos al comportamiento de un zombie que al de otro ser) se le suma el desconocimiento general sobre la verdadera naturaleza de los trífidos, plantas carnívoras con voluntad propia que gracias al "apagón" mundial, y la inestimable ayuda humana, vagan a sus anchas con la posibilidad de no tener casi ninguna traba a la hora de alimentarse de unos desprovistos humanos.

El resultado es una trama post apocaliptíca, con toques de ecólogismo (que está muy de moda últimamente) y un halo de terror y misterio que, debido a un desarrollo lento, personajes poco cárismaticos e interpretaciones únicamente decentes, convierten a esta nueva versión de The Day of the Triffids en un visionado de segundo orden que no hace daño a nadie pero que se queda en nada.

Porque el primer problema al que se enfrenta todo remake o adapatación de una de obra de culto es la inevitable comparación con el original. Y en el caso que nos ocupa, esta miniserie carga con el peso de ser juzgada tanto por los fans del libro en el que se basa como por los seguidores que cosechó la versión televisiva de hace casi 30 años. Como fuera, y lejos de comparaciones, el resultado final de The Day of the Triffids se queda bastante alejado de lo que su presupuesto y producción sugieren, siendo así su mejor logro el de descubrir a las nuevas generaciones (o las generaciones viejas que no lo conocieran) el fántastico relato de ciencia ficción mezclado con terror que supuso la novela original.

Es curioso, entonces, para los que se topen por primera vez con los trífidos descubrir como hasta las más modernas producciones británicas del genero de terror beben lo suyo, y bastante, de esta historia. Como el más claro caso de 28 Días Después que resulta ser una puesta al día más hardcore y menos sugerente en cuanto al tratamiento del miedo se refiere que la obra de Wyndham (no son lo mismo marabuntas de hombres ciegos desesperados y amenazantes plantas que millones de infectados con agilidad y fuerza sobrehumanas).

Para la curiosidad seriéfila la serie nos deja junto a sus protágonistas, Dougray Scott (Desperate Housewifes), Joely Richardson (Nip/Tuck) y Eddie Izzard (The Riches), un Jason Priestley que desde que finalizó Beverly Hills: 90210 se ha dedicado a pasear palmito por varias series de éxito como My Name is Earl, Medium o True Calling (vale esa no es de mucho éxito) y que, para no decir nada malo de él, esta a la altura de sus compañeros de reparto, lo cual tampoco es mucho.

En definitiva 3 horas apróximadas que no pasarán a la historia de la televisión y que en muchos sentidos recuerda a la jugada que la propia BBC realizó no hace mucho con Survivors que, mira que casualidad, también se trataba de un remake de la cadena. Si es que no todo va a resultar tan fácil de resucitar como Doctor Who.

[+] My Only Universe: Primera decepción del año: The Day of the Triffids.

5 de enero de 2010

Doctor Who: The End of Time

david_yes_pp011b_web

Doctor Who 2005 (para diferenciarla de la continuidad clásica) ha finalizado su improvisada transición entre su cuarta y quinta temporada con The End of Time y la marcha del 10º Doctor, David Tennant, el gran responsable de multiplicar los adictos a esta longeva historia fuera de Reino Unido. Una transición que, sin contar el primer especial de Navidad, ha constado de cuatro episodios (Planet of the Dead, The Watters of Mars y las dos partes de The End of Time) y que es consecuencia de una crisis en la BBC que privó a la serie de una temporada completa.

Estos dos factores (la fama de Tennant y la temporada interrumpida) son, simple y llanamente, los dos principales factores por lo que el final de ciclo de Russell T. Davies a cargo de la serie que el mismo se encargó de "resucitar" nos ha dejado un batiburrillo de conceptos liosos, argumentos inverosímiles hasta para tratarse de Doctor Who y, que también hay que decirlo, un gran recorrido emocional sobre la figura del Doctor que, lamentablemente, se ve empañado por un exceso de drama innecesario que suena más a autohomenaje de los que se van y allanamiento del terreno de los que vienen que a verdadera despedida simbólica de una era.

Pero tranquilos que vamos a ir por partes, que creo que es la única forma posible de analizar lo que ha dado de sí The End of Time.

El Doctor Who de Russell T. Davies:


Cuando en 2005 Russell T. Davies y la BBC trajeron de vuelta al Doctor decidieron, acertadamente, no realizar ningún tipo de remake o reboot y apostaron por una continuidad del personaje y la historia. O casi, porque se tomo una decisión que, a la postre, ha resultado vital para la sucesión de los hechos. Como consecuencia de La Gran Guerra del Tiempo, esa de la que sabíamos poco y ahora sabemos un poco más, el Doctor tuvo que abandonar a toda su raza en un bloqueo temporal y convertirse así en el último de su especie, condenadose a convertirse en una estrella solitaria en su viaje por el espacio y el tiempo.

Este detalle no solo sirvió para dotar al personaje de una melancolía extra de la que ya tenía si no que al final ha resultado ser parte de un todo, de una historia global de la que ahora somos testigos y que, por esta parte, se ha sabido cerrar y englobar dentro de la historia. El problema viene cuando los detalles y argumentos que generan y alimentan esa historia no son, ni mucho menos redondos. Es aquí donde la labor de Davies como reponsable de la continuidad de la mitología del Doctor resulta no ser lo totalmente satisfactoria que pudiera ser.

Así pues, el gran error que destaca entre todos los demás errores (y los aciertos, que los hay y de los que hablaré más tarde) es centrarlo todo como una gran despedida y darle más importancia a que el que se marchaba era David Tennant y no El Doctor. Solo así se comprenden esos últimos minutos finales, en el que se rompe el climax conseguido anteriormente y que son totalmente innecesarios. Y son innecesarios por que aunque con cada regeneración El Doctor cambia de cuerpo y de personalidad, sus recuerdos se mantienen intactos. ¿Entonces a qué tanta fanfarria? Pues lo dicho anteriormente, ha primado más el sentimentalismo barato y el autohomenaje que otra cosa y al final el efecto ha sido todo lo contrario a lo, supuestamente, esperado.

Picture 24

Doctor Who 100%:

Dejando atrás esto, la historia funciona. Y funciona por la razón por la que Doctor Who funciona como serie. Porque su aciertos y sus puntos fuertes se imponen siempre a sus puntos flojos y errores. Esto es porque ante todo, y sobre todo, la finalidad de esta serie siempre ha sido la del entretenimiento puro y duro y alejado de pretensiones más altas.

Como dice el refrán, no se le pueden pedir peras al olmo. Los giros de guión sacados de la manga, las situaciones más estrambóticas o las excusas menos creíbles siempre han sido parte de la serie. Y, al contario de lo que pasaría con otras muchas otras series, en el caso que nos ocupa todo eso funciona. La diversión por encima de todo. El problema, bendito problema, viene cuando los guionistas (con Davies y, sobre todo, Moffat) les da por ponerse exquisitos y aunar entretenimiento con guiones más redondos y cuidados y como resultado da, por ejemplo, Blink.

Pero como decía con la analogía de las peras y el olmo, ante un final de temporada (considerando The End of Time como tal) configurado por Russell T. Davies sólo se pueden esperar fuegos de artificio al servicio de la espectacularidad y la explosión de los sentimientos de unos personajes que durante los episodios anteriores se han cocinado a fuego lento. Es por ello que este doble episodio, bajo este punto de vista y estas reglas en las que se cimienta la serie, no es ni mucho menos de lo mejor que ha ofrecido Doctor Who pero sí lo suficientemente bueno como para ofrecer una historia digna de acompañar el final del 10º Doctor.

El mito del Doctor:

En donde The End of Time destaca es en el tratamiento de los personajes principales ayudados, claro está, en las grandes interpretaciones de Bernard Cribbins, John Simm y David Tennant. Pero sobre todo, el mayor acierto reside en la evolución de la personalidad del Doctor que, esta vez sí, Russell T. Davies ha sabido llevar de manera muy notable. Desde los acontecimientos ocurridos The Waters of Mars hemos visto un Doctor más divino, aceptando su rol de último de los Time Lord con todas sus consecuencias pero desatado al no contar de una compañía humana que le controle. En esta situación comprende que se ha extralimitado y acepta con resignación sus últimos momentos en ese cuerpo no sin antes, claro está, presentar batalla. En este final contemplamos a un Doctor que se aferra su vida y a la de los humanos a los que siempre ha protegido pero que en el momento determinado no puede hacer otra cosa que aceptar la profecía a la que está unido y aceptar el final de su canción, que no el final de su historia.

Gerónimo!


jerky-spasms

Y ahora, lo que nos depara el futuro. Matt Smith se pone el traje de El Doctor en el peor momento posible porque será constantemente medido por el rasero de sus antecesores en general y en el de David Tennant en particular. Y por ahora, los escasos minutos en los que hace presencia en este episodio son insuficientes para hacerse cualquier tipo de idea de lo que nos deparará el nuevo ocupante de la T.A.R.D.I.S..

Pero Smith puede estar tranquilo en varios aspectos ya que, ante todo, el concepto de Doctor Who tiene mucho más peso e importancia que la impronta que dejan en ella sus actores. Si no, no se explicaría el éxito de esta durante tantos y tantos años. Es la ley de Doctor Who. David Tennant pasó por los mismos juicios de valor que ahora sufre Smith (y eso que Cristopher Ecclestone no dispuso de un final tan tronado, aunque creo personalemente que sí más efectivo) y ahora nadie reniega de él.

Sólo nos queda esperar hasta esta primavera para comprobar que tiene preparado Steven Moffat. Por ahora podemos disfrutar de este trailer en el que entre Daleks, River Song y más criaturas se advierte la vuelta de los Weeping Angels, una producción más cuidada y una dosis extra de acción. Allons Y!