25 de marzo de 2010

Basura and TV responde (II)

3288399796_2839b573f8

Ya han pasado casi cinco meses desde la última vez que me dispuse a aclarar todas las dudas de esos lectores que, perdidos en la inmensidad de Google, llegaban hasta este, nuestro blog, para solucionar sus dudas seriéfilas más importantes. Así que, aprovechando la vuelta de vacaciones, que mejor momento para seguir haciendo de la blogocosa un lugar más informado. Como siempre, todos los mensajes y preguntas serán reproducidos tal como fueron formulados, para no perder el mensaje original:

24 de marzo de 2010

Doctor Who: Series 5 (II)

vortex

Después de repasar los tres nombres que más sonaran una vez que la Series 5 de Doctor Who comience en el anterior post, sigo con este ánalisis de lo que nos viene con esta nueva temporada antes de su inminente estreno. Y es que no sólo el Doctor realiza su cambio de rostro habitual si no que tres de las señas de identidad más caracterisitcas de la serie van a sufrir un rediseño en sus modelos: el logo, el destornillador sónico del Doctor y la T.A.R.D.I.S.. Así que abróchense los cinturones que entramos en un vórtex lleno de spoilers.

21 de marzo de 2010

Doctor Who: Series 5 (I)

series5teaserfeatured

3 de Abril de 2010. Esa es la fecha del estreno para la Series 5 de Doctor Who, el equivalente a la trigésimoprimera temporada de la serie. Como en toda la historia de la serie, cada nuevo ciclo de esta se convierte en un acontecimiento para sus seguidores. Pero además, con el intercambio de trono entre Russell T. Davies y Steven Moffat en la dirección de la serie, no sólo parece que va a cambiar la cara del Doctor, si no también el tono de la serie.

Así que, poder mediático de la BBC mediante, ya se nos está bombardeando con varios teaser trailers, trailer, pósters, spoilers, entrevistas y demás, que dan una idea general de lo que van a ofrecernos durante los próximos meses. Es por ello que es buen momento para analizar las claves que nos esperan con la regeneración del décimo Doctor, empezando en esta primera parte con los tres nombres propios de la serie. Y si no eres capaz de viajar en el tiempo, puede que lo que viene a continuación sean spoilers:

15 de marzo de 2010

Skins, la falsa realidad

A un episodio de terminar su cuarta temporada y decir adiós a su segunda generación de protagonistas es buen momento para hablar y analizar, como se merece, a Skins. Y de paso, spoilers mediante, de la problemática que ha generado los acontecimientos de su penúltimo episodio.

vlcsnap-197736

Skins, como serie, siempre se ha deslizado como ninguna otra entre el fino hilo que separa el realismo de la ficción. Como retrato de la juventud, inglesa en este caso, siempre ha sido bastante exagerada. Y con exagerada me refiero a que muchas de las situaciones que vemos durante cada episodio son una deformación de una realidad que existe pero que ni mucho menos es tal como se nos muestra (esas fiestas, ese desfase, esa carpe diem continuo...).

11 de marzo de 2010

Apagón Analógico: Pros y Contras

tdt_plasma

Hoy, 11 de Marzo, muchos de los que aún veíais la televisión de forma analógica os habréis despertado con la sorpresa de que en vuestra televisión se ha convertido en una bonita caja negra que adorna el salón. ¡Es que ha llegado el apagón analógico! Pero no corran todavía a comprarse un descodificador de TDT, primero, como buenos consumidores, les invito a conocer los pros y los contras de lo que les espera a partid de ahora con la TDT:

5 de marzo de 2010

En lo que Caprica y Galactica se parecen

2422574460_eb8dcff78f

Desde que se anunció que Battelstar Galactica iba a tener una precuela cuando acabara su andadura las raciones típicas y obvias no tardaron en aparecer. Ya saben, básicamente:
- ¡Oh! Una secuela de Galactica, ¡genial! Seguro que va a ser awesome.
- Pues parece que van hacer una secuela de Galatica. A ver por donde tira el proyecto que tiene posibilidades de ser una buena serie.
- ¿Era necesario una precuela de Galactica? Que ganas de alargar el éxito de un producto innecesariamente...
Bien, continúo. Al igual que su serie madre, Caprica es una amalgama de generos entre los que me atrevería a decir que el principal es el drama familiar. Aderezado de ciencia ficción, sí, pero sobre todo un drama familiar. Es por ello que, por ahora, se presenta con un ritmo más pausado y eliminando todo rastro de acción con el que Galactica si contaba. Pero, por el contrario, dispone de un diseño de producción muy eleborado (y fundamental a la hora de reproducir un mundo y unas culturas ficticias) y parece que se atreve a dar un paso más cuando se mete en temas políticos o religiosos.

Todo esto, claro, es lógico si se quiere dotar a Caprica de una entidad propia como producto audiovisual. Pero cuando muchas personas son los responsables de varios aspectos en ambas series, irremediablemente se dan puntos en común fácilmente reconocibles. Es por eso que, llegados a este punto, me gustaría pararme en uno en particular. La música de Bear McCreary.

El compositor, al que también se le puede escuchar en Trauma, Human Target o Terminator: The Sarah Connor Chronicles, ya realizó un trabajo encomiable en Galactica y, para esta nueva etapa, parece que sigue con un tono y hacer muy parecido. Es decir, mucha percusión (los sonidos de tambores son casi una marca de la casa) a ritmo frenético y con cierto tono épico que son la guinda que consigue que la ambientación de la serie roce la perfección.

Por ahora, solo está editada la banda sonora que se pudo escuchar durante su episodio piloto, que fué editado en DVD antes de ser emitido por Syfy, y que tenéis integra en esta lista de reproducción. Y para terminar, en forma de regalo, una de las joyas que McCreary compuso para Galactica, Gaeta´s Lament.



4 de marzo de 2010

El qué y el cómo de Lost


Con seis episodios emitidos de la sexta, y última, temporada de Lost la paranoia esperada sobre el final de la serie y las expectativas personales sobre este se están haciendo de notar notablemente desde hace varias semanas. Como era lógico, cierta negatividad se hace patente entre los seguidores de la serie, así que la pregunta es obligada... ¿está realmente Lost haciendo las cosas mal justo en el momento en el que tenía que demostrar todo lo contrario? Respuesta corta, no necesariamente. Respuesta larga, a continuación.

¿Qué es Lost? Es una pregunta bastante difícil de responder incluso a estas alturas del viaje. Es aventura, misterio, acción, mitología, drama, ciencia ficción, misticismo... en este sentido, los responsables del rumbo de la serie nunca han tenido miedo de llevar la historia y los personajes hacia diferentes géneros narrativos. Y como el espectador está sugestionado desde el principio por una ausencia de reglas concretas, acepta con más o con menos fácilidad todos esos cambios de estilo y los giros de guión que conllevan. El problema surge cuando, como es el caso actual, el ex-pectador sólo tiene en mente una cosa. Respuestas. Y se cree con todo el derecho de exigirlas cuando guste y como guste porque, tras tantos años viendo una serie con las características de Lost, la interioriza como parte de él mismo y todo lo que no se adapte a sus cabalas es mal considerado.

Y entonces es cuando ya no se aceptan como tales las reglas del juego que siempre se han admitido y, por consiguiente, todos los movimientos que siempre se han realizado para mover la historia no solo parecen insuficientes si no que son analizados desde un punto de vista negativo (en el caso que nos ocupa, y a modo de ejemplo, todo lo relacionado con el Templo y sus habitantes). ¿Por qué entonces lo que antes se aceptaba como normal y, además, se recibía como bueno para la historia ya no lo es? Se me ocurren varias respuestas, por supuesto. La repetición de esquemas crea cansancio e irritación. Y la cosa se torna más complicada cuando el reto de una serie es el de sorprender a un público que está predispuesto a ser sorprendido.

Pero todas estas cuestiones de argumeto siempre están supeditadas a factores de gustos y criterios. Siguiendo con el ejemplo anterior, no habrá que investigar mucho para encontrar palabras a favor o en contra al respecto de el hilo argumental que forman las historias relacionadas con el ya famoso Templo. Y, siempre que esten justificadas, tendrán la misma válidez. Por ello no es justo asociar estos gustos a la valoración general de la serie, porque Lost, en la forma, siempre evoluciona pero en el fondo, por ahora, siempre es la misma serie.

Este fondo, el cómo de la serie, es la verdadera razón del éxito de Lost y se encuentra inamovible desde el episodio uno. Lost es una historia fragmentada que altera los tiempos narrativos y que juega con el espectador dejando las piezas más importantes de esa fragmentación para el final, por lo que consigue que el espectador nunca sea consciente del todo a que tipo de reglas está atada la narración. Por supuesto que esto da pie a discución, sobre todo a partir de que cada vez se hace más patente la importancia de la mitología/misticismo/religión en el conjunto de la historia.

Y es que, y esto ya es una opinión más personal, Lost corre el peligro de basar todas las cuestiones importantes en el porquesí. Ese es el mayor riesgo de arrimarse a ese tipo de cuestiones que anteriormente comentaba. Porque tirando del hilo, todo aparenta a que dos seres omnipresentes y omnipotentes son los responsables de todo el meollo de la cuestión lo que facilita en exceso la resolución de cualquier tema que se os pase por la cabeza. ¿Por qué esa gente está en esa isla? Porque Jacob lo quiso. ¿Por qué lo quiso? Porque el considera que que debe tener un sustituto... y así hasta el infinito en un círculo vicioso.

Pero claro, aunque hay pistas para creer eso, todavía no sabemos a ciencia cierta que nos aguardan estos últimos episodios. Por ello, cuando la serie llegue a su fín nos volveremos a encontrar y entonces, teniendo toda la información colocada en la cabeza, podremos analizar de una vez por todas, y como mandan los cánones a la considerada por muchos la mejor serie de los últimos años.