26 de mayo de 2010

La televisión alternativa

Fringe-2x22-Over-there-part-1-Español-España.avi_001773188-580x327

Durante su segunda temporada, la serie Fringe (y si no la has visto y piensas hacerlo esto puede ser un ligero spoiler) idea la existencia de un universo paralelo al nuestro donde los aconteciminentos son ligeramente diferentes a los que conocemos. Respecto a la televisión, incluyeron un guiño hacia la serie de Aaron Sorkin, The West Wing, que aún en 2010 seguía en antena. Así que sabemos que esta serie está en su onceava temporada, pero... ¿qué es del resto?:

24 de mayo de 2010

Lost: The End

El texto que viene a continuación no es una review, si no un esbozo rápido y poco meditado escrito tras la emisión del último episodio de Lost. Por ello, aunque casi no revela detalles sobre le episodio ni teoriza sobre él, tienen que saber que su lectura no es recomendada a no ser que ya lo haya visto.


Es curioso como, ahora que tenemos el puzle de Lost completo y podemos analaizarlo conociendo todas sus intenciones, la serie ha resultado ser una historia bastante más simple de lo que su encriptada narración anunciaba. Al grano. Lost es una historia de redención con un poso bastante, bastante religioso. Es la historia de unos personajes desgraciados que tienen que conseguir dejar atrás todo el lastre de su pasado para poder alcanzar la felicidad.

En este contexto, la isla es el medio para lograr esa redención. Por eso Lost empieza y acaba en ella. En el momento en el que Jack cierra el ojo en el último fotograma de la serie, el círculo se cierra y ciertamente poco importa lo que pase después. Algunos murieron en esa isla, otros morirán años después. El como lo harán o que harán mientras tanto, es algo que no importa. Porque en el momento en que Jack cierra su ojo, y muere, el resto ya ha cumplido su papel. Unos vuelven a la civilización, otros aceptan sus nuevas responsabilidades en la Isla, pero todos han dejado atrás esa carga.

Así que al final resulta que el resto de la serie, ese galimatías de ciencia ficción, fantasía y mitología no resultan más que ser unas piedras en el camino para conseguir esa redención. Dharma, osos polares, números malditos, templos, humos negros, hostiles y estatuas gigantes son el imaginario para conocer las historias, motivaciones y destinos de los personajes. Algunas de estas historias han resultado configurar varias tramas excelentemente narradas, otras muchas se han quedado a la mitad y no pocas, directamente, han quedado sin respuesta. Y esto ha ocurrido, simple y llanamente, porque eran la excusa para contar otra cosa, lo que realmente los guionistas tenían pensado desde un principio y lo que nos ha venido a contar este The End.

Y claro, desde este punto de vista, no se le puede achacar mucho a los creadores. Lo que en el fondo han querido contar, lo han contado bastante bien. Ahora bien, el problema de Lost es que no se ha destapado como lo que era hasta su final, por lo que hasta ese mismo instante el espectador no sabía con lo que se encotraba realmente. Así que una vez alejado el misterio de la serie, solo queda aceptar su propuesta o no. Los que la hayan aceptado, sin duda, estarán muy satisfechos con el final de la serie. El resto, me temo, se sentirá timado y con la sensación de que han estado tirando del carro de la serie durante años guiados por una zanahoria que luego, engañándole, no le han dado.

Pero cualquiera que sea la posición ante la serie, lo que sin duda es muy cierto es que todo ese puzle montado con la excusa de contar esta historia de redención ha superado con creces cualquier final. Hasta en esto Lost ha conseguido ser pionera. Ha sido capaz de, independientemente guste su propuesta final o no, hacer disfrutar a un considerable número de espectadores a lo largo y ancho del planeta. Y por eso es un clásico instantaneo de la televisión.

Lost se ha acabado y lo ha hecho siendo fiel a su principal seña de identidad. Siendo un what the fuck constante. Y eso es una de las pocas cosas, supongo, en la que todos estaremos de acuerdo. En eso y en que lo realmente divertido de esta serie siempre ha sido los ríos de tinta (sobre todo digital) que ha hecho correr. Por ello esta entrada se irá actualizando con todos los sesudos análisis y locas teorías que vayan apareciendo por internet.

[+] Perdidos, 6x17 y 6x18: The End en Freak's City.
[+] This is the end, beutiful friend en Gúdtivi, Inc.
[+] Lost 6x17-18: El fin de los tiempos. Último episodio en Seriéfilo.
[+] Perdidos 6x17/18: final decepcionante en YO NO ME ABURRO.
[+] Cuando dejaron de estar Perdidos en Hablando de Series.
[+] Reflexiones post-Lost: La Camiseta Verde.
[+] El último final en El Diario de Mr. MacGuffin.
[+] Antes o depués en Inquisitore Televisivo.
[+] La muerte es tu regalo en BRIAN EDWARD HYDE.
[+] El decepcionante final de Lost en Diamantes en Serie.
[+] El reencuentro en Crítico en Serie.
[+] Apuntes sobre Lost en Rico Estofado Cultural.
[+] The End en El Cuarto del ocio.
[+] Review Lost 6x17/18 The End en Carrusel de Series.
[+] Lost: The End en Kalimero´s Zone.

20 de mayo de 2010

Ugly Americans



Se denomina como "ugly american" al norteamericano medio que no conoce más de lo que ha vivido siempre y se muestra como un auténtico ignorante en cuanto a temas relacionados con otras culturas. Ya saben, cosas como que España está al sur de México, que Canadá no es un país de verdad o que la única diferencia entre las Koreas y Japón son las enfermedades venéreas. Carne de estereotipos, vamos. Así que en este contexto nace y se desarrolla Ugly Americans, serie de Comedy Central cuya primera temporada consta de siete episodios de unos veinte minutos y que se puede disfrutar entera en una tarde en menos tiempo del que aprendes a escribir sin ayuda Eyjafjallajokul.

- "Todo este rollo me parece muy bien, Alex. ¿Pero de qué va?" Bien, Ugly Americans nos cuenta el día a día de la oficina de integración de Nueva York a través de la vida de Mark, un humano que se desvive por los casos con los que tiene que lidiar, que vive con su mejor amigo zombie y tiene una relación de amor y odio con su jefa, una mitad demonio mitad humana, literalmente, hija de Satanás.

Mark: How long have you been watching me sleep?
Randall (zombie): The whole night.
Mark: Okay, clearly, you want to eat me. And that's... natural. You're... you're a zombie!
Randall: Save your hippie mind-games for someone else, dude.
Y como esto es animación para adultos el rollo de "es una crítica a la sociedad que aprovecha la caricatura para bla, bla, bla..." me la salto. Pero lo que si hace, y es su mejor acierto, es una inmersión en el genero de terror para exprimir todos sus clichés y virtudes y transformar New York en una multicultural ciudad en la que se dan cabida los más variopintos monstruos que puedan sus mentes imaginar. Demonios, magos, hombres-koala, zombies y algún que otro ser humano pueblan una serie que, además, se pasa la corrección política y social por dónde la espalda pierde su nombre y que de vez en cuando se marca más de un homenaje en forma de referencia a la cultura audiovisual americana, con parodia al final de Los Soprano como cúspide.

En definitiva, una primera temporada de una serie de animación feísta, surreal en planteamiento y formas y con un humor bastante grotesco que, para lo que dura, recomiendo ver si todo lo que he dicho hasta ahora no te ha repugnado. Y parodian Crepúsculo, que siempre viene bien.

[+] Ugly Americans, en Intramuros.

14 de mayo de 2010

Poli Malo, Poli Bueno: La sexta temporada de Lost


¡Hombre! Por fín una oportunidad para tocar la fibra sensible a más de un fan enervado. Sere breve en esta primera disertación, porque lo de verdad estoy esperando es poder leerle, Poli Bueno, todas las tonterías autoimpuestas que tiene pensadas para defender lo indefendible. Bien, años llevan recordándonos los i - responsables de esta serie que todo estaba pensado desde el principio. Cosa que no dudo pero, lo que no nos dijeron, es que todo lo que habían pensado... ¡era una somera tontería!


 
Para variar, habla desde el más profundo desconociemiento. Pero además le intuyo un cierto tono de desesperación y cabreo, como si lo que en realidad le pasara es que ha sido victíma de sus propias expectativas hacia la serie. ¿Qué esperaba, Poli Malo? Como última temporada se están ofreciendo respuestas a la mayoría de los enigmas de la serie cerrando de manera más que notable el círculo. Pero aún así, cabría recordar todo lo que esta serie ha significado y ha sido durante años. Enterrarla por que en su parte final flojee un poco es de cobardes y desagradecidos. Vamos, de gente como usted.
Parece que le he tocado la fibra sensible, mi querido enemigo. Pero tranquilo que tengo de eso que a usted tanto le gusta sacar siempre a coalición para postularme en contra de la serie intocable por excelencia. ¿Cómo es la palabra? A sí, argumentos. Empecemos. ¿Este sentimentalismo barato y exacerbado también estaba pensado desde un principio? O quizás esta repentina obesión por empezar a tomar al espectador como tonto, después de 5 temporadas, ¿también es parte del gran puzzle de Lost? Por cierto, son preguntas retóricas, así que no hace falta que me venga con rodeos, como los guionistas de la serie, para repondermelas.
Es un rádical y su falta de tacto me supera y me entristece a la vez. Lost, ante todo, es una serie de personajes por lo que lo más importante es el viaje de estos y que sus acciones son capitales para el devenir de la historia. Ya veremos que queda de ese "sentimentalismo barato" dentro de una semana, cuando seamos testigos de su final. Será entonces cuando de verdad usted se de cuenta de que una de las mejores series de la historia ha llegado su fin y que ha estado años disfrutando con la vivencias e historias de un personajes perfectamente dibujados. Porque, por mucho que la crítique, ambos sabemos que verá el final de la serie.
¡Por supuesto que lo veré! Más que nada para no tener más sensación, si cabe, de que he estado perdiendo un tiempo precioso durante todos estos últimos años. Que remedio, compañero. Pero permítame que siga a lo mío. Me parece que hace uso del tópico "cualquier tiempo pasado nos parece mejor" y, aún más grave, de que todo este sin sentido final está justificado por lo bien que la serie se lo ha hecho pasar. Y que quiere que el diga nada de eso justifica que Lost se haya convertido, en cuestión de casi dos temporadas, en una parodia de si misma que se retroalimenta de la obsesion de sus fans más acérrimos.
Sigo creyendo que es usted un extremista y que es víctima de sus propias exigencias. Lost, como serie que puede tener picos de calidad más altos o bajos, no difiere mucho de lo que tradicionalmente ha sido. Como toda serie, tiene factores que gustan o llegan más que otros pero defenestrarla de tal forma no se sostiene de ninguna manera y solo se entiende como un síntoma de despecho. Quedan tres horas y emdia de la mejor televisión que se ha podido ver en los último años así que le recomiendo que se quite la venda y disfrute. Que, ante todo, Lost está confeccionada para el disfrute del personal.

El bien contra el mal, el negro contra el blanco... ¿Quién abandonará la Isla? ¿Poli Bueno o Poli Malo?

[+] El Negro sobre Blanco, en Carrusel de Series.
[+] La mitología de Lost, en El Cuarto del Ocio.

9 de mayo de 2010

Doctor Who: Expandiendo el tiempo y el espacio

Una de las ventajas de que una serie sea tan longeva y se divida en diferentes seriales protagonizados por distintos y variados enemigos es la posibilidad de, a la hora de revisionar ciertos episodios (o descubrirlos por primera vez), confeccionar listas de reproducción con episodios relacionados para crear arcos argumentales y disfrutar, más si cabe, de la serie en cuestión.

Así que aprovechando todo lo que, por ahora, sabemos de la Series 5 de Doctor Who 2005 aquí va una pequeña guía personal de visionado pensada, sobre todo, para los que recién comienzan con la serie en esta nueva temporada y que les puede venir bien para conocer mejor la mitología de la que se compone sin la necesidad de tener que ver todo lo anterior.

5 de mayo de 2010

La paranoia del spoiler

¡Atención! La siguiente entrada termina con una reflexión final sobre los spoilers y, entre medias, se dan cabida todo tipo de afirmaciones categóricas y unos cuantos giros de opinión bastante sorprendentes e inesperados. Así que si quieres llegar virgen a todo ello, te recomiendo que retrocedas en el tiempo 30 segundos y decidas no leer este párrafo.

camiseta_spoiler

2 de mayo de 2010

Party Down, la mejor comedia que no estás viendo

Porque supongo que, después de tanto insisitir, ya todo el mundo estará viendo Community.


Así que continuemos. Party Down es una comedia del canal de cable Starz de la que ya hablé cuando terminó su primera tanda de episodios escrita por, entre otros, Rob Thomas (Veronica Mars) o Paul Rudd (Friends entre otras muchas películas) y de la que se filtraon los dos primeros episodios de su segunda temporada hace un par de semanas.

La serie se centra en las vidas de un equipo de profesionales del catering, que en su mayoría poseen ese trabajo como puente hasta conseguir triunfar en sus verdaderos sueños profesionales que, claro, nunca llegan. Así, de buenas a primeras, esta sinopsis dice bien poco de lo que puede ofrecer la serie así que aquí van 5 razones para ponerte a ver, inmediatamente, Party Down.

1. Porque es la comedia actual más incómoda en emisión: La mayor parte del tiempo su humor se basa en poner en aprietos a sus personajes e incomodar al espectador. Vergüenza ajena pura y dura al servicio de la comedia a un nivel de maestros como el de Ricky Gervais en Extras o el de Larry David de Curb Your Enthusiasm.

2. Por Henry (Adam Scott) y Ron (Ken Marino): Sus dos protagonistas. El primero, un ex actor pasado de todo que tiene que volver a trabajar como un simple camarero y el segundo un soñador y eficiente líder de grupo que ansía tener su propio negocio alimenticio. La evolución y roles de cada personaje serán el leitmotiv de la serie, llegando a la situación de esta segunda temporada dónde ambos parecen haberse intercambiado los papeles. Y si todo ello no os sirve, la bella Lizzy Caplan les acompaña en el trabajo de llevar el peso de la serie.

3. Por la diversidad que ofrece cada episodio: Cada capitulo tiene una singularidad propia y es que se centra en un tipo de fiesta diferente a la que el grupo de catering tiene que ir a trabajar. Por ello, gracias a esto, cada episodio desarrolla unas situaciones y acciones totalmente diferentes.

4. Por sus guest star: Debido a esta diversidad, en cada episodio se encuentra unos secundarios especifícos que dan pie y engrandecen a esta comedia. Hemos podido ver, entre otros, a Kristen Bell (Veronica Mars, Heroes), Ken Jeong (imprescindible en Community) o J.K. Simmons (The Closer).

5. Por Roman DeBeers: O lo que es lo mismo, Martin Starr, el eterno Bill de Freaks and Geeks que continúa en su encasillamiento como chico geek, pero ahora con unos cuantos años más. Sus referencias, borderías y gracias hacia el resto de los personajes hacen de este guionista de ciencia ficción sin suerte otra gran excusa para ver Party Down.

Tenéis tiempo, pues, de poder ver de una tacada los diez episodios de los que cuenta su primera temporada y tener la serie fresca para, a partir de ahora, tener una cita todos los viernes (o sábados) una cita con Party Down.

[+] Razones por las que me gusta Party Down por Mauro en Twitter, II y III.