29 de julio de 2012

The Nerdist Rises

¿Qué diferencia a un nerd de una persona normal? Una persona normal ve Star Wars y la disfruta. Un nerd se sabe La Trilogía de memoria y acude a convenciones con armadura de Storm Trooper personalizada. Una persona normal ve un partido de futbol y se amarga cuando su equipo pierde. Un nerd se para a analizar aspectos tácticos y juega en 3 ligas de Comunio distintas. Una persona normal ve la televisión y pierde tiempo valioso de su vida. Un nerd pierde todavía más tiempo de su vida escribiendo en un blog, recomendando programas que no ve nadie y recopilando información sobre su serie favorita. ¿Ven por donde van los tiros?


Esa es la filosofía Nerdist: no importa lo que te guste, lo importante es cuánto te apasiona y cuánto tiempo de tu vida estás dispuesto a invertir. El cerebro detrás de esta escuela de pensamiento es Chris Hardwick, un cómico y presentador estadounidense que en tan solo cuatro años construyó un pequeño imperio mediático alrededor de sus obsesiones: la comedia, la cultura popular e internet como medio de comunicación principal. Su Nerdist Podcast pasó de ser una simpática charla entre amigos a ser uno de los podcasts más populares (según iTunes), es uno de los principales responsables del auge que vive el formato actualmente y creó una legión de fans dentro y fuera de los Estados Unidos. Hoy en día Nerdist Industries cuenta con una red de podcasts, organiza eventos como Course of the Force[1] y participa activamente en la ComicCon de San Diego[2], tiene su propio programa de televisión (una serie de especiales para BBC America), un libro que explica su filosofía (The Nerdist Way) y este año se convirtió en uno de los canales patrocinados por YouTube con una gran cantidad de producciones propias.

Para iniciarse en el universo Nerdist propongo dos puntos de entrada. Por un lado están los ya nombrados especiales para BBC America, programas que siguiendo el tono cómico y coloquial del podcast, cubren el amplio espectro de intereses nerd con invitados como Craig Ferguson, Matt Smith o Wil Wheaton. Además de los tres episodios ya emitidos, ayer se estrenaron dos nuevos especiales: uno dedicado a juegos y juguetes coleccionables y otro que resume la ComicCon de este año. Mi segunda recomendación es el buque insignia del canal de YouTube: en Chris Hardwick's All Star Celebrity Bowling un equipo de Nerdist se enfrenta a un equipo de invitados especiales en una partida de bowling con fines benéficos. Entre los invitados se encuentran el equipo Mad Men con Jon Hamm y Matt Weiner a la cabeza o el equipo Breaking Bad capitaneado por los mismísimos Bryan Cranston y Aaron Paul.


Con la cultura nerd dominando la industria del entretenimiento, podemos esperar verle mucho más la cara al bueno de Chris Hardwick. Una buena noticia es la adquisición de su canal por parte de Legendary Entertainment, algo que sin duda va a ayudar a ampliar la calidad de sus producciones. Personalmente admiro bastante la ética de trabajo del señor Hardwick, un tipo que se creó su propio hueco en un mercado dominado por peces gordos, siempre haciendo lo que más le gusta y con un contacto cercano con sus seguidores. Cuando la forma de consumir entretenimiento se incline definitivamente hacia internet, y no falta demasiado, Nerdist Industries va a estar lista para ser un referente.

[1] Course of the Force es una carrera de relevos, con temática de Star Wars, que inaugura la Comic Con de San Diego en la que los participantes compran los tramos con fines benéficos. En lugar de llevar una antorcha llevan un sable de luz y los corredores van disfrazados. Puro amor.

[2] Una prueba más de la enorme popularidad de la cultura nerd en los tiempos que corren es la evolución de este evento. La Comic Con de San Diego pasó de ser una convención de artistas de comics a ser el mayor escaparate mediático para los gigantes de la industria del cine, la televisión y los videojuegos.

Hay un Doctor en mi Nerdist

Para no perder la inercia de las entradas de Alex, y porque una entrada de Basura and TV no es una entrada si no se menciona a Doctor Who, he aquí un breve resumen de la intersección de los universos Nerdist y Whovian.

  • Chris Hardwick es fanático de Doctor Who y uno de los principales responsables de la popularidad que goza hoy en día en los Estados Unidos. Sus constantes menciones a la serie le consiguieron su programa en BBC America, que en su primer episodio trajeron al mismísimo Matt Smith.
  • En los archivos del Nerdist Podcast hay un puñado de episodios centrados en Doctor Who y sus derivados. En la Comic Con 2011 grabaron un programa en vivo con Matt Smith y Karen Gillan. El episodio 153 es una entrevista mano a mano al mismísimo David Tennant. Y en la Comic Con 2012 el programa en vivo tuvo como invitado a un John Barrowman desatado.
  • De postre, un adelanto de la próxima temporada de la nueva temporada de All Star Celebrity Bowling: el equipo Nerdist se enfrentará al equipo Doctor Who, compuesto por Matt Smith, Karen Gillan, Arthur Darvill y Steven Fucking Moffat! 
Me despido con un avance de los nuevos programas del Nerdist Channel, entre los que se encuentran un programa de marionetas con Neil Patrick Harris y las grabaciones del podcast Star Talk, presentado por el astrofísico Neil deGrasse Tyson:

23 de julio de 2012

Hay un Doctor en mi serie de televisión (IV)

Por si no lo saben, ¡vergüenza!, en las últimas semanas estamos realizando un extenso repaso a a todas las referencias, apariciones, homenajes y parodias de Doctor Who a lo largo de la historia de la televisión. Empezamos con las series de animacióncontinuamos con el resto de ficción y en la última entrada hicimos un repaso exhaustivo por la historia de los programas de sketches que alguna vez parodiaron el mundo whovian. Para esta última entrada vamos a fijarnos en todas aquellos guiños y proyectos realizados por al misma gente que acabaría luego trabajando para la serie así como un par de parodias locas que hemos podido ver en los últimos años.


Rusell T. Davies fue el responsable de traer de vuelta de Doctor Who y ya dejó constancia de su amor por la serie en Queer As Folk en esta escena en la que se demuestra que, tomar nota chicas, la mejor forma de conquistar el amor es recitando de carrerilla todos los actores protagonistas de Doctor Who.  Y antes de que Steven Moffat metiera a los Daleks en una discusión sobre cojines, o clamara al cielo la vuelta de la serie en la última temporada de Coupling, el ahora máximo responsable de la serie fue el responsable de guionizar en 1999 Doctor Who and the Curse of Fatal Death, un especial de cuatro mini episodios para el teletón benéfico Red Nose Day parodia de la serie y que contó con la ilustre participación de estrellas como Rowan Atkinson o Hugh Grant entre otros, incluida Joanna Lumle, dando la oportunidad de ver por primera vez, y posiblemente última, a una Doctor mujer.

Y es que en esa época baldía que trascurrió desde la cancelación de la serie a finales de los ochenta y su resurrección en 2005 los homenajes y especiales a la serie fueron constantes. En ese contexto se encuentra Doctor Who Night especial de la BBC2 de 1999 en el que Mark Gatiss (guionista y actor de la nueva serie) y David Walliams (Gibbis en The God Complex y mundialmente famoso por Little Britain) protagonizaron tres sketches sobre Doctor Who, In The Pitch of FearThe Web of Caves y The Kidnappers. En este último, además, contaron con la participación de Peter Davison el Quinto Doctor.


Christopher Eccleston no dejó la serie con buen pie, a niveles de no querer saber nada de ella ni de ninguna vuelta para el cincuenta aniversario de la serie, pero si le echó humor al participar en un cameo en The Sarah Silverman Program como el  protagonista de Doctor Lazer Rage, longeva serie ficticia de ciencia ficción que, exactamente, era una parodia de Doctor Who. Pero si de parodias dentro de series ajenas se trata posiblemente nadie ha llegado tan lejos como Community y su Inspector Spacetime. No solo han conseguido hacer del falso programa de televisión un pequeño éxito de internet, si no que las propias estrellas de Doctor Who se confiesan fan de la parodia y hace pocos días, en la Comic Con, los nuevos productores ejecutivos de Community anunciaron a bombo y platillo, en una maniobra para ganarse el amor de los fans de la serie enfurecidos por la marcha de Dan Harmon, que en la cuarta temporada de la serie habrá un episodio localizado completamente en una convención de Inspector Spacetime.


Esto es todo, por ahora, porque la popularidad de Doctor Who lejos de decaer parece estar en la cúspide de su historia, habiendo conquistado por fin el mercado ajeno a Gran Bretraña, sobre todo el estadounidense. Espero que hayan disfrutado de este viaje por una parte de la historia de la serie y como siempre, no duden en comentarnos todo aquellos detalles que piensen que nos hemos dejado durante estos cuatro artículos.

11 de julio de 2012

IFC monopoliza el absurdo

Desde hace un par de años, un pequeño canal de cable llamado IFC (Independent Film Channel), se está atreviendo a hacer algo distinto para mantenerse a flote en el competitivo mundo de la televisión estadounidense. En lugar de competir con los "peces gordos" por conquistar al público mayoritario, lo que hacen es apostar fuerte por una audiencia nicho, en particular los fans de la comedia. Pero no cualquier tipo de comedia, basta echarle un vistazo a la parrilla para identificar rápidamente su público objetivo [1]: joyas de culto como Arrested Development o Malcolm in the Middle se mezclan con producciones propias de gran calidad como The Increasingly Poor Decisions of Todd Margaret (protagonizada por David Cross, el analrapist más famoso de California) o Portlandia. Tras el (relativo) éxito y la consolidación de ésta última, las buenas gentes de IFC se dieron cuenta de que el modelo funciona, de que hay gente interesada en la risotada y en no ser tratado como un idiota a la vez. Lo que nos lleva a sus dos proyectos más recientes...


El primero es Comedy Bang! Bang!, un talkshow deconstruído y adaptado del podcast homónimo en el que el presentador, Hot Soccermom Scott Aukerman, entrevista a distintos invitados, generalmente actores cómicos como Jon HammAmy Poehler o Zach Galifianakis. La clave del éxito del podcast (altamente recomendable si controlas el inglés) reside en la improvisación que permite el formato y en la intervención de distintos personajes interpretados por otros cómicos invitados (Paul F. Tompkins es un genio). En la versión televisiva se pierde esa frescura pero se gana en la concentración de puro humor absurdo (piensa en la época dorada de La Hora Chanante) y en las obvias posibilidades que permite el medio visual. Así, el programa mezcla entrevistas que no llevan a ninguna parte con distintos gags (que normalmente aprovechan las habilidades cómicas de los invitados) y sketches, todo guionizado previa ingesta de LSD. Es cierto que para disfrutar de este estilo de humor hay que entrar hasta la cocina, pero una vez dentro, lo que hacen el señor Aukerman y compañía [2] es verdaderamente único.


Por otro lado tenemos a Bunk, un falso concurso en el que tres cómicos [3] compiten en una serie de pruebas ridículas y sin sentido. Para mi el gran atractivo del programa es el gran componente de improvisación por parte de los concursantes, que se las tienen que ingeniar para responder de forma graciosa a pruebas como "Avergüenza a ese perrito", "Supera esta mentira" o "Dile la verdad a este niño de 5 años". La parte guionizada también es genial, todas las intervenciones del presentador, el cómico Kurt Braunholer, son hilarantes y las distintas pruebas son muy originales y dan bastante juego a los concursantes. Para que os hagais una idea, Bunk sería una mezcla entre el mítico programa Whose line is it anyway? (o su versión española, Los Irrepetibles de la Sexta [4]) y el legendario Smonka! (curiosamente también de autoría chanante).

Espero haber llamado la atención aunque sea de algunos lectores hacia un canal que se está buscando la vida de una forma original, aprovechando talento más allá de lo mainstream y dando libertad creativa a los creadores. Todo esto con un tono en común que si te gusta una de sus series, es probable que te gusten las demás. Desde luego le prestaremos atención a los futuros proyectos de esta noble cadena, entre los que se encuentran una serie de animación y un falso documental basado en la vida del cómico Marc Maron y su (altamente recomendable) podcast What The Fuck with Marc Maron.

[1] Hipsters principalmente.

[2] Mención aparte para el hombre-banda residente Reggie Watts, un cómico sin igual que aporta la música con su particular e inimitable estilo y tiene una gran química con Scott. Servidor es bastante fan de este hombre con afro descomunal, su espectáculo combina música, rap y standup de una forma experimental, improvisada y a veces un tanto confusa. He aquí un ejemplo.

[3] Los cómicos concursantes no son caras demasiado conocidas en la televisión pero si tienen bastante caché en el circuito de stand-up norteamericano. Como función secundaria, Bunk sirve para promocionar a estos nobles señores (y de momento señorita, aunque Kristen Schaal está al caer) que tienen talento de sobra. Si les gusta lo que ven en el concurso y el stand-up de oficio no se pierdan los espéctaculos de Eugene Mirman, Dana Gould o Kumail Nanjiani.

[4] Que alguien me explique por qué La Sexta no repite este programa ad infinitum.

Hay un Doctor en mi serie de televisión (III)

Un día más aquí, en DoctorWho and TV Basura and TV, seguimos con la labor de recopilar toda referencia, parodia, sketch o aparición en televisión relacionado con Doctor Who. Hoy vamos a intenatar hacer un repaso a la historia de los programas de sketches que durante todos estos años han tenido a bien ridiculizar una historia y unos personajes, que la verdad sea dicha, son muy proclives para ello.


El mismo año en que la serie comenzaba su andadura, 1963, la primera parodia de la serie aparecía en la sexta temporada de It's a Square World, conducido por el cómico Michael Bentine. En el aparecía vestido como el Doctor de William Hartnell el Doctor Fotheringown y se jugaba con el título de la serie y la identidad de su protagonista "Doctor Who?" / "No, not Doctor Who, Doctor Fotheringown!"En los años setenta, con la serie ya consolidada en la cultura británica, las apariciones de sketches y referencias a la serie en los diferentes programas de humor se multiplicaron. Constantes eran tanto en programas de corte infantil, más cercanas al público objetivo de la serie, como Crackerjack o Emu's Broadcasting Company como en otros más centrados en el público adulto como End of Part One, The Two Ronnies o Q..., principal referente e inspiración de Monty Python's Flying Circus, en el que se pudo ver este Pakistani Dalek, la odisea de un incansable trabajador de la tortura y el asesinato llegando a casa después de un duro día de trabajo.

Era mediados de los setenta y la serie entraba en su mayor época de éxito. Desde 1974 a 1981 Tom Baker encarnaba al Doctor y la popularidad de la serie sería la mayor que tendría hasta su "regeneración" en 2005. Una popularidad que seguiría siendo reflejada en la cultura ochentera británica hasta la desaparición de la serie en 1989. Gracias a la aparición en vídeo de Doctor Who and the Curse of Fatal Death, de la que hablaremos en la siguiente entrega, se recopiló en forma de extras una serie de sketches aparecidos durante toda la década que incluían piezas de The Lenny Henry Show,  French and SaundersVictoria Wood As Seen On TV.

Y aunque en los noventa Doctor Who era ya un producto televisivo enterrado, o eso se creía, lo cierto es que su imaginario ya formaba parte de eso que podríamos llamar "lo británico" y que incluye cosas tan diferentes como tomar el té a las cinco de la tarde, los Sex Pistols, el Liverpool o Lady Di. Por supuesto, las referencias a la serie seguían siendo un reclamo muy eficaz para el publico y los cómicos lo sabían. En The Real McCoy utilizaban segmentos de la serie, concretamente de la época del Quinto Doctor, para doblarlos y sacarlos de contexto mientras que en de TV Offal los Gay Daleks se convertían en los protagonistas de la función. De esta década data también  la primera referencia a la serie en Saturday Night Live en boca de Dana Carvey, el mayor referente de la posiblemente mejor época, al menos la de más audiencia, del show. Años más tarde Ian McKellen interpretaría a un gerente de una pizzería que se presenta vestido como el Cuarto Docor y se define como el imitador local de Doctor Who. Y en la polémica aparición de Paris Hilton como host,  os lo explica mejor Tina Fey que yo, se vió este sketch sobre una línea erótica para  geeks en la que la modelo (?), mujer de negocios (?) y actriz porno en su ratos libres se tapaba con una un gorro y bufanda estilo Cuarto Doctor mientras pedía sexualmente que la exterminaran. 

Pero posiblemente la mayor concentración de parodias sobre la serie se concentren en Dead Ringers tanto en su versión radiada como el posterior programa de televisión, sobre todo por la mimética imitación de Tom Baker que hacía uno de sus creadores, Jon Culshaw, y que dio a pie a infinidad de sketches y bromas telefónicas que realizó imitando al Cuarto Doctor.


Y aunque no pareciera que hiciera falta, con la llegada de la nueva serie en 2005 continúa la aparición constante de parodias de la serie, muchas de ellas contando con los actores de la serie. En The Chaser's War On Everything Andrew Hansen, fan reconocido de la serie, interpretó está canción en la que ridiculizaba a la gente que como él estaba loca con la serie y su vuelta. Con la vuelta de la serie volvía casi su omnipresencia en cualquier programa de humor habiendo aparecido desde entonces en sketches en infinidad de shows como The Charlotte Church ShowThe Omid Djalili Show (con la participación de Freema Agyeman), las participación en The Friday Night Project tanto de David Tennant como de Catherine Tate y hasta un especial de The Weakest Link, programa que a su vez ya fue parodiado en la época de Christopher Eccleston, con la mayoría de los actores de la era de Russell T. Davies.

Esto es todo por hoy. En la próxima entrega veremos un montón de referencias a la serie realizadas por la misma gente que luego acabaría siendo parte de ella como Rusell T. Davies, Steven Moffat o Mark Gatiss, así como una cuantas parodias de la serie que han ido apareciendo estos últimos años.

[+] Hay un Doctor en mi serie de televisión (I).
[+] Hay un Doctor en mi serie de televisión (II).

8 de julio de 2012

The Midnight Beast


Antecedentes:

1) Entre los fichajes que Saturday Night Live hizo en 2005 se encontraban tres amigos de toda la vida de Berkley, California, que no mucho después revolucionarían el longevo programa de sketches de la NBC. Gracias a sus Digital Shorts Akiva Schaffer, Jorm TacconeAndy Samberg no solo se hicieron mundialmente famosos, si no que se convirtieron en los principales responsables de que el programa se beneficiara del enorme éxito que sus vídeos cosechaban en internet gracias a la viralidad. ¿La formula del éxito? Humor, parodia y música, mucha música, con especial predilección por estirar hasta la hilaridad todos los tics que rodean al mundo del rap. Los Digital Shorts y The Lonely Island se presentaban al mundo con Lazy Sunday y este mismo año superaban la barrera de los cien sketches justo antes de conocer la marcha de Sambreg de SNL, lo que posiblemente signifique el fin de la era shortiana. Entre medias un puñado de hitazos, una de las mejores comedias de la última década, y los que posiblemente sean los dos discos de rap más honestos de la historia.

2) Ese mismo año, bendito 2005, una pareja de cómicos y músicos neozelandeses comenzaba un programa de radio en la BBC que dos años después tendría continuidad en una serie de dos temporadas para la HBO. Los Flight of the Conchords, o lo que es lo mismo Bret McKenzieJemaine Clement, se adelantaban un par de años al boom de las series musicales y componían una comedia exquisita que alcanzaría su cima creativa con la colaboración de Michel Gondry como director del quinto episodio de la segunda temporada, Unnatural Love. Lamentablemente la serie no pudo continuar en una tercera temporada, pero eso no significó la desaparición de esa particular forma de entender el humor ya que en la última edición de los Oscar McKenzie fue galardonado con la estatuilla a mejor canción original por su Man or Muppet, en el necesario y triunfal regreso de los Teleñecos a la pantalla, canción de indudable inspiración conchordiana (sí, hoy estamos finos con los palabros).

Reino Unido, 2012:

The Midnight Beast son un trío cómico de Londres que consiguen la fama gracias a unos vídeos musicales que beben claramente del estilo de The Lonely Island y que se convierten de la noche a la mañana en exitazos de YouTube gracias, sobre todo, a la repercusión que les da la parodia de Tik Tok, el rompepistas de Ke$ha. Con tal bagaje consiguen lo que es, por ahora, la culminación de su trabajo estrenando una serie que bebe mucho del formato de, ya lo habrán imaginado,  Flight of the Conchords.

Pero no piensen a partir de este improvisado y resumido resumen que estos chicos son unos simples imitadores, no. Si bien es cierto que no inventan nada nuevo y parten desde un terreno ya allanado por otros también es cierto que representan una singularidad para el género. 
Stefan Abingdon, Dru Wakely y Ashley Horne, que así se llaman las criaturas, hacen de sus particularidades su seña de identificación. Estos tres chavales, que a simple vista no se diferencian de cualquier guiri ebrio de esos que pueblan nuestras soleadas playas, son la respuestas sucia y descarada de sus referentes y lo demuestran con una puesta en escena feísta tan reconocible de las producciones inglesas.

¿El argumento? La autobiográfica y ficticia historia de como tres amigos malavenidos intentan triunfar en el negocio de la música. El humor inglés más juvenil, el de Skins o Misfits, a ritmo de sintetizadores y números
 musicales imposibles. Imperdible.

[+] The Midnight Beast en Spotify, canciones de la serie incluidas.

6 de julio de 2012

#guerradeseries


Piensen en una gasolinera, en verano, cuarenta grados a la sombra. Imaginen a un cincuentón en chándal de Kappa de nostalgia rota leyendo viejos folletines franquistas. Ahora mírense a ustedes cada noche o un fin de semana de corrido atentos a varias peripecias. Pero no impresas, sino entre las hipnotizantes líneas borrosas de la TDT del salón de su casa…

Algunos andarán intrigados por esa panda de ladrones ya en la tercera edad que se reúnen en torno a una oficina regentada por un mudo tan entrañable como frondoso es su bigote, otros querrán endulzar la mala baba y el día que les han dado sus jefes desternillándose al repasar aquella pandilla del barrio chino de Barcelona fiel al principio del semos peligrosos. Los habrá presos de los vericuetos en las tramas envenenadas de ambigüedad que nos sacudió tantos años con Ana y los Siete o también familias de cuatro miembros desentrañando las claves ocultas que rompen el espacio y el tiempo en Pocoyó. O quienes andan en crisis o en plena catarsis de la edad, a punto de arrojarse en manos del crimen o del psiquiatra, se sentirán más que identificados con los ataques de ansiedad de Curro Jiménez antes de meterle una paliza a alguien…

Los aromas y los infiernos de otras épocas vestidos con chaquetas vintage o los locos por las fajas, nostálgicos del alcohol, entenderán mejor las elegantes y proporcionadas raciones de genialidad que nos regala Piratas. Esa serie que nos cuenta las miserias perfumadas de una sociedad y sus contradicciones, mientras que las heridas abiertas de los barrios nos los muestra en toda su crudeza dickensiana Farmacia de Guardia entre los callejones de Madrid.

Comienza la guerra de series.

La familia amarilla más querida por todo el mundo no pudo hacer nada contra el drama social que representa Ana y los Siete, serie que nos muestra los peligros y tensiones de llevar una doble vida de unidad familiar de mañana y vicio y perversión de noche. Lamentablemente, ese relato crudo pero fiel del tardofranquismo que es Lleno, por favor no pudo hacer nada contra la vanguardia y misterio de Twin Peaks. En el duelo de tipos duros, de personalidades difíciles, de arduos compañeros de trabajo, Romerales le cerró la puerta en la cara al Doctor House y pone a Farmacia de Guardia en el puesto que merece. Y para cerrar el lado derecho del cuadro, el bandolero más respetado de la Serranía de Ronda ve como sus sueños de bonanza se ven truncados por un grupo de policías con oficio y heridas interiores capitaneados por un melancólico borrachín, el MaNulty de The Wire.

Los encantos interpretativos del reparto de Piratas, esa gran apuesta de ficción histórica que nos transportaba a tiempos mejores no pudieron hacer nada contra las amenazas de Tony Soprano. Pero mientras tanto, en un duelo cómico sin precedentes Los Ladrones van a la Oficina y le roban la clasificación a Seinfeld, que estaba ocupado haciendo nada. El Maki y sus compinches son peligrosos, pero no muy listos, y a la hora de jugar el Juego de Tronos han visto como sus cabezas acababan en una pica en las murallas de Desembarco del Rey. Y en último enfrentamiento de la primera ronda nada pudo hacer la dialéctica superior del Presidente Bartlet ante los argumentos de peso que ofrece Pocoyó. 

Ahora, comenzada la segunda ronda, todo estás por decidir. Por ahora los ladrones han sabido ser más listos que los mafiosos y se postulan como los favoritos para mangar el título. Pero eso será si el resto se lo permite, empezando por un duelo de altura, como merece la ocasión, entre Pocoyó y Tyrion Lannister. ¿Quién creen que ganará? ¿Cuál es su favorita? ¿Quién falta? No hace falta que respondan, no nos importa su opinión.

5 de julio de 2012

Hay un Doctor en mi serie de televisión (II)

Como decíamos en la primera entrada de esta serie, casi cincuenta años de vida dan para mucho. Así que una vez repasado los guiños a Doctor Who en las series de animación vamos a seguir con este ejercicio de arqueología televisiva con otro buen puñado de apariciones whovians en series de todo tipo, que muchas veces poco tienen que ver entre sí o con la serie que homenajean.


Comenzamos con Mentes Criminales, como bien nos recordaban en la entrada anterior Xisco22 y Covington. No solo se hace referencia a la serie en el episodio Coda (6,16) si no que en Hit/Run, el final de dos horas de la séptima temporada de la serie, Reid y Penelope acuden a una convención de Doctor Who vestidos como el Décimo y Cuarto Doctor. Y para rizar más el rizo de la referencia, se les puede ver conversando con el novio de Penelope, interpretado por Nicholas Brendom, el Xander de Buffy, y su acompañante que van disfrazados del Undécimo Doctor y Amy Pond.


En el quinto episodio de la segunda temporada de Better of Ted, The Great Repression, Phil baja al sótano de la empresa en busca de partes de robots despiezados y se puede ver en el fondo a un reluciente, y con todas las partes en su sitio, Dalek.

En Nightshifter, el decimosegundo episodio de la segunda temporada de Supernatural, Ronald Resnick muestra su copia de la revista Fortean Times, con un Cybermen en la portada.

Turno ahora para Anatomía de Grey. En What Is It About Men (8,04) varios asistentes a la Comic Con son  envíados al  Seattle Grace Mercy West tras cundir el pánico por hacerse con una replica de colección de la TARDIS.


Pero saltemos el charco y volemos hasta la tierra natal de Doctor Who. En el primer episodio de Spaced, Beginnings, vemos como en la tienda de cómics done trabaja Tim, Simon Pegg, una de las puertas es una replica de la parte frontal de la TARDIS.

Como apuntaba Un tipo con boina, en el especial de Navidad que daba cierre a la comedia de Ricky Gervais, Extras, Andy consigue un trabajo como malvado alienígena en Doctor Who, compartiendo escena con el mismísimo Décimo Doctor, David Tennant. 

Y seguimos con comedias británicas. En la versión original de Shameless, concretamente en el segundo episodio de la octava temporada Frank fantasea con ser el Cuarto Doctor mientras se encuentra inconsciente en la cama de un hospital. 


No nos movemos de las islas. En un programa especial en conmemoración de Red Dwarf, entre entrevistas a miembros del reparto e ilustres celebridades se cuelan dos Daleks que no dudan en dar su opinión negativa sobre la serie, y al televisión en general.

En Invasion of the Moon Creatures, el segundo episodio de la cuarta temporada de The Goodies, comedia británica de los setenta y principios de los ochenta, se puede ver como una TARDIS aparece en frente de los protagonistas justo cuando uno de ellos demanda una cabina de teléfono para poder llamar a casa.

Y terminamos el repaso de hoy con una de policías. En en el tercer episodio de la miniserie GBH de Channel 4, Send a Message to Michael, Robert Lindsay visita una convención de Doctor Who en la que se las tendrá que ver con varios de los asistentes, entre ellos tres sujetos disfrazados de Dalek, Cuarto y Quinto Doctor.

Esto es todo por hoy. Ya saben que pueden recordarnos en los comentarios todas las escenas que nos podamos estar olvidando. En la próxima entrega, para que les sirva de guía, recopilaremos la gran cantidad de parodias y sketches que se han basado en el universo de Doctor Who.

ACTUALIZACIÓN:  Un Dalek en Mr. Bean, gracias a Martiferrer y la TARDIS en Chelmsfor 123 gracias a Oblongo.

Una TARDIS en el capitulo de Halloween de la sexta temporada de The Big Bang Theory.


[+] Hay un Doctor en mi serie de televisión (I).
[+] Hay un Doctor en mi serie de televisión (III).

4 de julio de 2012

Hay un Doctor en mi serie de televisión (I)

Casi cincuenta años dan para mucho, sobre todo para convertirse en referencia cultural mundial. Por ello hoy comenzamos una serie de artículos destinados a  recopilar todas, y con todas me refiero a todas las que este humilde junta letras ha logrado descubrir, las apariciones, cameos y referencias de Doctor Who en otras series de televisión. Así que sin más preámbulos comencemos con un repaso a las series de animación.


El Doctor de Tom Baker ha aparecido hasta cuatro veces en la serie de Matt Groenning. Lo hizo por primera vez en Sideshow Bob's Last Gleaming (7.09), en la misma semana del trigésimo segundo aniversario de la serie. En Mayored to eh Mob le (10, 09) le vemos en la convención de ciencia ficción a la que Homer y su familia acuden a ver a Mark Hamill y en Treehouse of Horror X (11, 04) en el cual se encuentra raptado por Jeff Albertson, más conocido como el dependiente de la tienda de cómics. En ninguno de estos cameos se contó con la voz de Tom Baker.

Pero The Simpsons no es la única serie de Groenning en la que el Cuarto Docto ha echo aparición. Recientemente en el episodio All the Presidents' Heads (8, 07) se pudo ver, otra vez, al Doctor de Tom Baker haciendo una serie de apariciones durante todo el episodio.


En la primera de las parodias de la trilogía de Star Wars que realizó Family Guy, Blue Harvest (6,01), cuando el Halcón Milenario salta a la velocidad de la luz se sustituye la famosa animación por el opening de la serie, apareciendo el rostro de Tom Baker mientras suena la primera sintonía de la serie.

La siguiente aparición la tenemos en otra de las producciones de Seth MacFarlane, American Dad!. En  Escape from Pearl Bailey (4, 05) durante un discurso a los alumnos se hace referencia a una "serie de televisión de 30 años" e inmediatamente se ve la imagen de un grupo de chicos caracterizados como varios Doctores y hasta una replica de K-9

Y para completar el repoker de las series de animación para adultos más famosas del planeta, seguimos con South Park. En Funnybot (15, 02) un robot humorista con reminiscencias daleksianas pierde el control de la situación y se dispone a destruir el mundo como gran broma final.



Pero la cosa no acaba aquí. En Robot Chicken, la serie de Seth Green para el Adult Swim del canal Catoon Network, encontramos hasta dos referencias a Doctor Who y su mitología. La primera con la aparición de, como no, Tom Baker en un sketch que a su vez parodiaba el Who's on First? de Abbott and Costello. Y, además, en el primer episodio de la segunda temporada de la serie, Suck it, vemos como un pobre chaval empieza a ser humillado en clase cuando se dispone a hablar sobre la TARDIS a sus compañeros.

No todo van a ser series americanas. Doctor Who también es profeta en su tierra así que en Shaun the Sheep, el spin off de Wallace y Gromit, la ovejita Shaun aparece disfrazada de Dalek en la fiesta de disfraces de Party Animals (2, 17).

Y para terminar la más antigua de todas estas apariciones se la lleva Rugrats, que en 1992, en el episodio Toy Palace (2,01) mostraba de fondo unos adorables peluches Daleks.


Hasta aquí por hoy. Si conocen alguna otra referencia a Doctor Who en alguna serie de animación no duden en compartirlo en los comentarios así como apariciones en otro tipo de series para las futuras continuaciones de esta serie de posts.

[+] Hay un Doctor en mi serie de televisión (II).
[+] Hay un Doctor en mi serie de televisión (III).