23 de marzo de 2009

The Basura´s Files: La Propuesta de Pushing Daisies

113391_D_0009v2

El joven Alejandro González Delgado, de 21 años 146 días 20 horas y 25 minutos de edad, se dispuso a salir de la monotonía de su vida y empezó a navegar por Internet para ver que le ofrecía la gran red de redes - tengo que encontrar una serie fresca y divertida - se dijo a sí mismo mientras escribía en Google “nuevas series frescas y divertidas”. Lamentablemente la mayoría de las busquedas le remitieron a páginas adultas de dudosa repercusión moral y que aunque parecían frescas y divertidas, sin duda no era el tipo de diversión que el joven Alejandro ansiaba encontrar. Pero 2 días, 13 horas y 54 minutos después de aquel accidente, el joven estudiante Alejandro volvió a caer en la cuenta de la necesidad de dar un giro en sus aspiraciones como televidente y de nuevo se dijo a sí mismo - ¡tengo que encontrar una serie fresca y divertida! - y vaya si lo intento. Horas y horas estuvo plantado enfrente de la pantalla del ordenador, con la ilusión casi infantil que le empujaba a no rendirse y a seguir buscando hasta llegar a su fin - ¡tengo que conseguirlo! - se repetía una y otra vez, hasta que casi por arte de magia vio el cartel promocional de una serie que quizás se acercaría a lo que él tanto ansiaba. - ¡Tiene que ser esta…!- exclamó con una vocecilla titubeante - Pushing Daisies

And the facts are these…

75 días y 8 horas y unos cuantos minutos después de que el joven Alejandro González Delgado encontrará la serie que tanto ansiaba por descubrir, este ya había terminado de ver la temporada completa de la serie. Una temporada de a penas 9 episodios, - menudos maleantes y huelguistas estos guionistas - pensaba, que a nuestro joven protagonista le supo a poco. -Es fresca y divertida- pensó al ver el episodio piloto, - que dialogos más vertiginosos e ingeniosos- se repetía con cada intervención de los personajes protagonistas, - ¡qué historia de amor tan espectacular! - exclamaba cada vez que veía a la pareja de novios que no podía siquiera tocarse. Todo era satisfacción en el joven Alejandro, aunque por supuesto en lo más hondo de su ser sabía que no todo era perfecto. - No todo es perfecto-.

El estudiante Alejandro, sabía que la serie pecaba de repetirse, de no ser otra serie más de “resuelve el caso de la semana” y que a lo mejor (sólo a lo mejor), Pushing Daisies no era para nada la serie fresca y divertida que el buscaba. - Bueno, dentro de 9 meses, cuando la serie vuelva veremos que tal - se dijo sabiamente a sí mismo.

En la actualidad el joven estudiante Alejandro González Delgado, de 22 años 166 días 10 horas y 57 minutos de edad, se encuentra reflexionando sobre la segunda temporada de Pushing Daisies en frente de la plantilla de escritura de su (maravilloso) blog. - Sí, sigue siendo repetitiva - escribía, - y les cuesta horrores avanzar con la trama - continuaba, - además los casos de asesinato, son cada vez más raros - finalizó. Pero cuando nuestro joven y atractivo estudiante y bloguero leyó todo lo malo que había escrito sobre la serie, no pudo hacer otra cosa que recordar los buenos ratos que le había hecho pasar la serie. Recordo las risas, los intentos por seguir los subtitulos ante tanta verborrea verbal, lo que le emocionaba la relación del pastelero y la chica muerta y sobre todo esa voz en off que retumbaba en su cabeza día sí día también - no puedo ser tan cruel con mi crítica, tengo que ser objetivo y tratarla como se merece - reflexiono el joven Alejandro.

Y así fue, como 1 día 3 horas y 23 minutos después, el joven y atractivo estudiante y bloguero Alejandro González Delgado acabo su artículo sobre Pushing Daisies y quedó en paz con sigo mismo - que bien me he quedado colega - se dijo mientras apretaba el botón de Publicar.