20 de enero de 2015

The Man in the High Castle













Que Philip K. Dick es uno de los escritores de ciencia ficción más adaptados no es algo que vayamos a descubrir ahora. En el caso que nos ocupa Ridley Scott lleva ya bastantes años intentando producir para televisión una versión de El hombre en el castillo, primero como una mini serie de cuatro partes para BBC en 2010 que tres años después pasaría ser un proyecto de Syfy y que, tras esos dos intentos fallidos. llegó a Amazon dando como resultado que cinco años después podamos ver el piloto de The Man in the High Castle.

Con Frank Spotnitz [1] adaptando la historia, nos encontramos con el que es hasta la fecha el piloto más ambicioso que Amazon ha producido, sobre todo si lo comparamos con el resto de propuestas hasta la fecha [2]. No solo estamos ante un episodio con una buena producción cinematográfica y con un reparto de actores competentes, si no con una historia que maneja unos conceptos ambiciosos suficientes no solo para asegurar que continué como serie, si no para que esta pueda convertirse en un éxito.

18 de enero de 2015

¿Por qué BBC ha cancelado In The Flesh?



El pasado viernes BBC anunció que no renovaría la doble ganadora del BAFTA [1], In the Flesh, por una tercera temporada. No es la primera vez que hace algo parecido, a The Fades no le salvó de la cancelación ni el premio a mejor drama de 2012, pero detrás de ello hay unos motivos bastante más importantes que los tradicionales a la hora de cancelar una serie: el corte presupuestario que está sufriendo la corporación y la decisión de eliminar las emisiones tradicionales de BBC Three, cuya programación solo podrá verse a través de su servicio de vídeo por demanda.

Tony Hall, director general de la cadena, anunció a mediados del año pasado que tendrían que recortar al menos 100 millones de libras de sus servicios para poder invertirlos, principalmente, en su expansión internacional, en el despliegue de la banda ancha en todo el territorio y en la financiación del canal galés S4C, que a partir de este año recibirá casi el 95%  de su presupuesto de manos de BBC. Pues bien, de esos 100 millones a recolocar, la mitad vendrán directamente de la reconversión de BBC Three, que verá como su presupuesto pasará de los 85 millones de libras a los 25. Esto le deja en la posición de solo poder producir un drama o programa de presupuesto similar al año, que curiosamente han decido que sea un reality ambientado en un apocalipsis zombie, I Survived a Zombie Apocalypse.

14 de enero de 2015

Made for TV











Puede que la oferta en cuanto a series de televisión se refiere esté más diversificada que nunca. No solo por la entrada en el negocio de agentes como Netflix o Amazon si no por las apuestas de las cadenas tradicionales por probar diferentes formas de explotar sus producciones más allá de las típicas temporadas de veintidós o trece episodios tradicionales de la parrilla americana (si nos referimos a Reino Unido, la otra gran potencia mundial, la cosa algo varía). Todo esto nos lleva a la inclusión dentro del lenguaje diario de nuevos vocablos que se suman a los ya conocidos y que en vez de clarificar las cosas puede que muchas veces solo sirvan para confundir más al espectador. ¿Qué es una limited series? ¿Y una serie evento? ¿Hay diferencias entre ellas? ¿Son diferentes formas de referirse a una mini serie? Por eso vamos a hacer un repaso muy por encima de estos formatos que se alejan de lo "tradicional", o más bien lo mayoritario, en comparación con lo que nos es más conocido para poder poner algo de luz en el asunto. O no.

Mini series: empecemos con lo conocidoSon más versiones extendidas de películas que se emiten en dos o más partes y no tanto una serie con menos episodios. Principalmente porque son historias que se producen para ser cerradas y sin continuación o al menos no una inmediata. Tradicionalmente han contado con una producción mayor y con actores de más caché que no eran habituales de la televisión, aunque actualmente esa línea se ha difuminado bastante debido al auge que ha vivido la industria de la pequeña pantalla. Hermanos de Sangre, Raíces, Dead Set... y muchas otras que seguro conocéis.


12 de enero de 2015

Panel Shows

Cualquiera que se siente a ver la televisión británica durante un semana, se dará cuenta tarde o temprano que hay un tipo de programa que se repite notablemente por encima del resto. Estoy hablando del panel show, un formato que existe en televisión desde los años cincuenta y que los británicos han perfeccionado hasta el punto que, siendo omnipresentes en la parrilla televisiva durante todo el año, en ningún momento resultan molestos. Todo lo contrario.

La premisa es tan simple que llamarla formato le queda un poco grande: un presentador modera el debate entre una serie de "expertos" panelistas, normalmente separados en equipos y sometidos a un cuestionario temático. Básicamente es gente hablando en televisión. A partir de esta base, como se podrán imaginar, se puede hablar de cualquier tema que se les ocurra, pero en esta entrada me voy a centrar en los panel shows cómicos. A continuación una lista con los favoritos de la casa.

QI (BBC, 2003 - 2015, 12 temporadas):


Presentado por Stephen "ojalá-fuese-el-Primer-Ministro" Fry y con la constante participación del adorable e inmortal Alan Davies, se centra en preguntas sobre datos curiosos (de ahí su nombre, Quite Interesting) ya sean de ciencia, historia, geografía, biología, etc. Nada está fuera de los límites para los elfos de Fry, un equipo de guionistas que hacen una fantástica labor de investigación [1] para que QI funcione tanto como programa cómico como de interés general. El elenco de panelistas incluye principalmente cómicos de stand-up, pero también diversas "personalidades" televisivas como Jeremy Clarkson (Top Gear), el Profesor Brian Cox o más recientemente Carrie Fisher, por nombrar algunos. Dato curioso meta: a pesar de que QI es muy popular en Estados Unidos, jamás fue emitido al otro lado del Atlántico (o en cualquier otro país) por la ridícula razón de que los derechos de todas las imágenes de stock que se utilizan en el programa son muy caros.

Ve QI en el iPlayer de BBC.

9 de enero de 2015

Agent Carter



Siguiendo el plan de dominación mundial por parte de Marvel, ABC ha estrenado esta semana su nueva serie de televisión,  Agent Carter. Concebida como una mini serie de ocho episodios con posibilidad de renovación [1], este spin-off de Capitán América tiene la misión de llenar el hueco que ha dejado en la parrilla Agents of S.H.I.EL.D. con su parón invernal. Pero como se ha visto en los dos primeros episodios, las intenciones de la serie son mucho más ambiciosas que las de ser un mera sustituta [2].

Estamos ante una serie de aventuras clásica que, como sus propias showrunners admiten, es una Alias ambientada en los años 40 con mucho del espíritu de Indiana Jones. Todo gira alrededor del personaje de Peggy Carter, antigua heroína de guerra que años después tiene que lidiar con el machismo y condescendencia de una sociedad que ni se imagina lo mucho que le debe mientras en secreto intenta seguir con su trabajo como espía. Y aquí nos encontramos con el principal punto fuerte de la serie, la óptica con la que trata la misoginia de la época. El mejor ejemplo de ello lo tienen en su segundo episodio, cuando vemos un montaje paralelo en dónde por una parte se ve la grabación de un serial radiofónico del Capitán América en el que el héroe tiene que salvar a la pobre damisela en apuros y por la otra vemos a la Agente Carter propiciarle una buena paliza a un pobre tipo.