9 de febrero de 2017

Basura and TV Recomienda (XII)

Michael Bolton's Big, Sexy Valentine's Day Special:



En esta casa somos muy admiradores tanto de Comedy Bang! Bang! como de The Lonely Island, así que cuando sus responsables anunciaron su colaboración para Netflix nos frotamos las manos. Y ni en nuestros más húmedos sueños hubiéramos pensado que el resultado pudiera ser así. Scott Aukerman al guión y Akiva Schaffer detrás de las cámaras parodian el formato de maratón televisivo y el show de variedades en este especial de San Valentin repleto de sus tics humorísticos más característicos: niveles altísimos de absurdez, referencias loquísimas y una pléyade de actores invitados encantadísimos de pulular por ahí. Desde los sospechosos habituales como Fred Armisen, Maya RudolphEric AndréChris Parnell o Will Forte a gente como Adam Scott, Sarah Silverman, Bob Saget, Brooke Shields o Michael Sheen. Casi ná.

Pero si por algo destaca es por la participación en todo el asunto de Michael Bolton. Bolton, que no es el mejor de los actores, se sobrepone a todo y se sube al carro ofreciendo una autoparodia desatadísima de su figura personal y profesional. Sus anteriores colaboraciones con The Lonely Island ya daban un avance de ello, pero el resultado aquí roza lo legendario. 

Santa Clarita Diet:



Lo nuevo de Netflix viene de la mano de Victor Fresco, veterano guionista no tan prolífico como debería en comparación con su talento, y cuenta con un reparto principal de lujo: Drew Barrymore y Timothy Olyphant. El giro de Santa Clarita Diet viene con su mezcla de género. Lo que al comienzo parece ser otra comedia sobre le estilo de vida americano da una vuelta cuando su protagonista vuelve de la muerte y descubre que necesita comer carne humana para sobrevivir.

Aquí lo zombie es el hilo conductor para hacer una radiografía del hastío de la supuesta vida perfecta en los suburbios y subvertir los roles de género en la pareja. Puede que su acentuada serialización la haga pecar de abrir demasiadas historias y no tratarlas con el mismo tino y que los punchs emocionales no funcionen tan bien dentro de un contexto, a veces, muy histriónico. Pero lo que no se le puede negar a Fresco es que tiene un don para llevar al absurdo propuestas más o menos conocidas y dotarlas de una comicidad única. 

De todo su plantel protagonista es Olyphant el que mejor abraza este estilo y demuestra unos dotes para la comedia que ya se le advertían en la socarronería de Raylan Givens en Justified, en su participación en varias comedias como The Office o The Grinder y, sobre todo, en sus diversas apariciones junto a Conan O'Brien o Seth Meyers

Search Party:



Lo más interesante de esta Search Party es como tira de plantilla de ciertas series y. aún así, consigue que todo funcione. Por una parte es una exploración de la generación millennial y sus vicios pero de forma eminentemente cómica, lo que le acerca más a Broad City que a Girls. Pero por otra juguetea con el género del misterio y detectives, como unos Cinco demasiado modernos, lo que la convierte en una especie de hermana menor de Bored to Death.

El resultado es más que interesante porque gracias a su punto de partida (una chica a la que todos conocen de pasada ha desaparecido) se permite retratar y desmontar a unos tipos odiosos y egoístas que utilizan una supuesta buena causa para purgar sus pecados. Y al final ese misterio y como toca tangencialmente a los personajes es lo que la diferencia de otras propuestas de este tipo que están aflorando en los últimos años.

 [+] Basura and TV Recomienda (XI): especial Stand-Up.