6 de marzo de 2009

Poli Malo, Poli Bueno: Reaper


Un año esperando...¿y para qué? ¿Para lo mismo de siempre? Sam, cazame a esos demonios. No quiero. O lo haces o me quedo con tu alma. Vale, lo hago. Toma este aparato estúpido y defectuoso cuyo objetivo es solo hacertele todo más difícil. Que desgraciado soy, que mis padres vendieron mi alma al demonio. Buen trabajo chico. No ha sido nada. Vámonos de bares.

Bueno, bueno que no es para tanto... Dentro de lo que cabe, Reaper fue una de las series revelación de la temporada pasada y entretiene bastante. Además el personaje del Diablo y sus cachibaches atrapa-demonios son la monda. Además sale Missy Peregrym (de los Peregrym Tuk de toda la vida) que está de muy buen ver.
¿Entretenida?, ¿este bodrio? Por favor... clavarse los dedos a la mesa mientras veo una entrevista de Pedro Ruiz a Mercedes Milá es doscientas veces más entretenido que ver a esos tres pánfilos cazar demonios... ¿y qué me dices del personaje de Ben? Ese pelo no debería estar permitido... Habiendo la cantidad de series que hay por ahí, ver Reaper es totalmente innecesario. He dicho.
¿Y qué tendrá que ver el peinado del muchacho? Lo importante es que lo hace bien. Más quisiera más de uno tener ese pelazo fuerte. En una época de series grandilocuentes y tramas enrevesadas se agradecen 45 minutos divertidos y agradables. Una semana en la que ha vuelto Reaper debería ser una buena semana.


Es hora de elegir un bando. ¿Poli Malo o Poli Bueno?