22 de julio de 2009

Music and... The Shield

El siguiente artículo contiene spoilers sobre el piloto de The Shield.



Lamentablemente el video viene de fábrica con el sonido desactivado (copiright y esas cosas) así que os dejo aquí la canción: Bawitdaba de Kid Rock.

Pilotos de series buenos los hay a patadas (lo que es una suerte para nosotros). Si hace una semana me preguntaráis cual es el mejor piloto que he tenido la oportunidad de ver, sin duda que el de Studio 60 se llevaría la palma. Si me lo preguntarán a día de hoy mi respuesta sería la misma, pero con un pero. Porque el piloto de The Shield contiene el mejor giro de guión que he podido disfrutar en una serie. Si alguien considera que hay alguno mejor, que por favor me lo recomiende en los comentarios, que ahora vamos al lío.

Durante este primer episodio se juega con la idea de que Vick Mackey y su grupo de asalto son una panda de polis sin escrúpulos, unos fueras de la ley a los que se acude cuando la justicia está en un callejón sin salida. De por sí, esta amigüedad moral ya es un punto de partida perfecto. ¿Es lícito transpasar algunas leyes para poder ganar la guerra contra el crimen? Como es lógico hay partidarios y detractores. Y vemos como esos detractores van a utilizar todos los medios a su favor para que ningún policía se crea con derecho de saltarse el imperio de la leyes a su libre albedrío. Un perfecto punto de partida, si no fuera porque...

... empieza a sonar Bawitdaba, el grupo de asalto se prepara para una emboscada y cuando todo parece que ha salido a pedir de boca... Vick le pega un tiro debajo del ojo al miembro de su equipo que tenía pensado traicionarle. Todo esta corrupto, y esto ya no trata de si es lícito o no transpasar la ley. Vick Mackey es un delincuente en el lado equivocado, que dice luchar contra unos rateros que no son tan diferentes a él. Es el más listo del corral, y durante este piloto juega a engañar a todo el mundo (el espectador el primero). Él solo es capaz de romper el status quo que nos estaba vendiendo la serie durante los 40 minutos anteriores. Da el mejor golpe de efecto que he podido ver. Y lo hace a ritmo de Bawitdaba... ¿qué más se puede pedir?

Pero vamos que esto ya lo dijo antes que yo, y bastante mejor, Nahum en sus Diamantes en Serie.