17 de julio de 2009

Poli Malo, Poli Bueno: True Blood



¡Quiero hacer cosas malas contigo Poli Bueno! Ya era hora que nos enzarzaramos en un conato lingüistico de esta magnitud. ¿Qué decir para empezar de True Blood? Bueno empezaré flojito. Para ser un culebrón para adolescentes salidos, no esta nada mal.

Veo que su sentido del humor no mejora ni en Verano. True Blood es una gran obra de ficción que aonda en las miserias de la sociedad americana y su cinismo gracias a la metáfora que significa el mito vámpirico. Todo ello orquestado por uno de los grandes creadores de televisión, un tal Alan Ball no sé si le suena. Por lo tanto, considerar a esto como un culebrón significa no es más que una provocación sin sentido.
Ahora te quiero, ahora no te quiero, ahora te muerdo, ahora te quiero más, ahora me agovias, ahora te odio, ahora detesto lo que eres, ahora me acuesto contigo, ahora me mola que me muerdas, ahora me voy con otro, ahora... Si, tiene usted razón, nada de culebrón. Para hacer culebrones hay que tener clase, y un vampiro haciendóse las mechas u otro reciclando no la tiene.
Veo que hoy lo tengo fácil no es usted capaz de argumentar nada con sentido. Esas escenas a las que hace referencia no son más que recursos costumbristas que sirven para enseñar la integración vampira dentro se una sociedad. Se nos muestran como una minoría con costumbres diferentes pero con un ritmo de vida acorde al tiempo que les rodea. A eso se le llama maestría Poli Malo.
A eso le llamo yo tontería, pero sigamos al tema. Me ha cabreado de verdad porque esta serie no merece ni que la haga una defensa seria, pero me temo que voy a tener que hacerlo. Provocación innecesaria metida con calzador para hacer ruido, desaprovechamiento total de esa "critica contra la sociedad" que usted tanto alega a favor de tramas muy cogidas por los pelos más acordes con Anatomia de Grey que con lo que se supone que es True Blood. ¿Maestría? Lametones en el culo porque es de HBO y adaptada por Alan Ball. Ya sabe, It´s not TV, is True Blood.
True Blood seguiría siendo igual de buena aunque su creador fuera un desconocido y la emitiera la Fox. Es más, posiblemente sería mejor considerada si así fuera ya que la gente como usted no aprovecharía cualquier escusa para poner en duda la valía de cadenas como HBO y creadores como Alan Ball.... Es una serie que arriesga y que propone diversión frenética en cada episodio ¿Por qué tanto odio hacia eso?
Porque hacen las cosas mal y parece que a nadie le importa. Porque tiene los peores y más tópicos cliffhangers de la historia de la televisión, porque en realidad aquí no hay maestría ni originalidad porque se basa en una serie de libros que dejan a Twilight como una obra maestra de la literatura. Por cierto entre tanta defensa no he leído todavía nada de sus protagonistas, una panda de insulsos que sólo transmiten aburrimiento. Ahora quédese con la última palabra, como siempre, que yo no voy a seguir perdiendo el tiempo con una serie bastante prescindible.
Tirando la piedra y econdiendo la mano. Precioso. Los protagonistas de True Blood son una pareja incomprendida que no pertenece a ninguno de los mundos que les rodean. Unos mundos repletos de geniales secundarios, por cierto. Por la serie pasean muchos y muy diferentes personajes todos ellos llenos de matices. Pero supongo que eso se le ha olvidado comentarlo, ¿no Poli Malo?

Las cartas están sobre la mesa y la primera ronda de sangre sintética pedida. ¿Poli Malo o Poli Bueno?