21 de septiembre de 2009

Emmys 2009

Para continuar la apuesta que hice ayer y sin trampa ni cartón, en negro los que creí que iban a ganar, en rojo los que me hubieran gustado que ganaran y en verde los flamantes posedores de una estatuilla:

3938012265_8d4c1083db_o

Y ahora, el correspondiente análisis:

30 Rock se lleva la mejor serie de comedia. Sorpresa cero, esta serie tiene algo que le encanta a los críticos. Y no creo que sea Tracy Morgan, si no que eso de hacer metatelevisión gusta mucho. No ha sido la más graciosa del año (The Big Bang...) ni la de mayor calidad (The Office...) pero ahí está, pasando a la historia como la sitcom con más nominaciones en unos premios Emmy.

Y siguiendo con el continuismo, mejor serie de drama para Mad Men. Otra que gusta mucho a los que votan esto. Y la verdad es que si consigues no dormirte, es una serie de gran calidad. Y total, todo parece apuntar que el año de Lost será el siguiente.

El jefe de 30 Rock, Alec Baldwin, se lleva el mejor actor protagonista de comedia. Era un duelo mano a mano con Jim Parsons y la veteranía es un grado para que se decanten por tí (eso y salir en 30 Rock). Merecido, pero no mi favorito.

Bryan Carson repite como mejor actor de drama por Breaking Bad, serie que no he visto por lo que no opino. Pero en una canditatura en al que solo chirriaba Simon Baker, ese premio tiene mucho mérito.

La primera sorpresa viene con la mejor actriz de comedia. Tina Fey se queda sin el premio a favor de Toni Collette y sus multiples personalidades. Justísimo premio para un personaje que no sé si hará más gracia que Liz Lemon, pero que está, sin duda, mejor interpretado.

Y como esto son los Emmy, y para experimentar ya están otros, Glen Close se lleva la mejor actriz de Drama por Damages. Era una apuesta segura, algo así como un 1 en un Real Madrid - La Ponferradina.

Y con él llego la polémica... John Cryer mejor actor secundario de comedia. Una sorpresa para todo aquel que no haya visto la última temporada de Two and a Half Men, que se me antojan que son muchos. Neil Patrick Harris se lo merece cada vez que mueve la boca, por supuesto, y a este paso su caso va a ser el mejor ejemplo de las injusticias de las entregas de premios, pero insisto, la sorpresa no es tanta.

Y otro de los fijos, Michael Emerson y sus caretos, mejor actor secundario de drama. La única sorpresa podría llegar si alguien hubiera decidido premiarle el próximo año por el final de Lost, pero se ve que no han querido esperar.

El reconocimiento a Pushing Daisies llega muy tarde, cuando ATENCIÓN CHISTE MALO ya está "Críando Malvas". Kristen Chenoweth se lleva el Emmy a mejor actriz secundaria de comedia. Leo por ahí a los fans de Weeds, que se lo merecía Elisabeth Perkins. Pero también leo por ahí que Weeds cada vez es más drama que comedia.

Y para finalizar, Cherry Jones (que no es un nuevo sabor de Coca-Cola, si no una señora) es nombrada mejor actriz secundaria de drama por 24. Aquí tampoco opino, porque no soy muy fan de Jack Bauer y no sigo sus aventuras. Pero también leo por sitios con mucho criterio, que está última temporada ha sido la mejor de toda la serie.

PD: The Amazing Race mejor reality. El único que sigo y por ello aposté por él. There is no more, dudes.