24 de septiembre de 2009

TV Geeks Awards 2009, las conclusiones

Las siguientes interpretaciones y conclusiones sobre la primera experiencia de los TV Geeks Awards son totalmente personales y, aunque es cierto que pertenezco al grupo de blogueros que hicieron posible su creación, nada de lo escrito aquí viene de parte de la organización oficial.

timthumb.php

Y con ellos llegó la polémica...

El miercóles 23 se fallarón los resultados de la primera edición de los TV Geek Awards y, como era de esperar y hasta un punto esperado, distintas opiniones se han ido pudiendo leer desde entonces.

Echando una ojeada rápida a lista de ganadores, se puede ver que Lost ha arrasado en los premios. Y en este primer punto me gustaría parar. En unas votaciones democráticas (todo el mundo que lo desee puede votar) y populares la lógica se impone irremediablemente. Las series más populares tienen, a priori, mayor probabilidad de conseguir mejores resultados. La primera consecuencia de esto es aplastadora. Series que cuentan con menos público, que no necesariamente con menor calidad, se quedan desde un primer momento alejadas de muchas nominaciones.

Y lejos de interpretar si esto es justo o no, cabría preguntarse que te otorga tal popularidad. En la época en la que nos está tocando vivir la igualdad de oportunidades de promoción de una serie se igualan. Tanto la gran serie de la mejor cadena americana, hasta la producción más indie de una cadena de cable parten de la misma igualdad de ser descargada, de que la gente cree subtítulos o de que se hable de ella.

Por lo que la verdadera pregunta en este contexto (posiblemente el 90% de los votantes de estos premios ven series de forma online) será qué otorga la popularidad a unas series y a otras no. Y la calidad del producto seguro que juega un papel importante en ello. Por supuesto, con esto no digo que popular sea igual a calidad, y ejemplo de ello hay bastantes. Más bien los tiros van a la idea de que, a la hora de analizar la valided de de un premio, hay que guiarse por una media unificada entre calidad, popularidad y gustos, pero nunca por separado. Y es bastante lógico que las series que consigan aunar esas cualidades se impongan al resto en una votación.

Y como ejemplo de todo esto se encuentra el caso de Supernatural, nominada en prácticamente todas las categorías a las que podía optar. El efecto fan y popular es notable en el caso. Sin embargo no consiguió ningún premio por una razón aplastante (y que me perdonen sus fans), la serie no alcanza los niveles de calidad suficientes como para derrotar al resto de series con las que competía.

Pero no sólo de Lost viven estos premios. Aunque muchos de los ganadores seguramente no fueran los elegidos individuales de cada uno (los míos incluídos) nadie puede negar que el ganador de cada categoría no se lo mereciera por diversass razones. Otra cosa son los gustos personales e intransferibles y que cada cual cuenta con unos favoritos, pero, repito, no encuentro en ningún caso ningún ejemplo de ganador que no se lo mereciera (no como, por ejemplo para muchos, no para mí, la victoria en los Emmy de John Cryer).

En definitiva, y para no alargarme más, una muy grata experiencia que sirve para reflexionar y en la mucha gente hemos aprendido bastantes cosas. Desde aquí solo me queda decir que ha sido un placer participar y que todo lo vivido sirve de experiencia para, inentar poco a poco, mejorar estos premios que espero duren muchos años más.