9 de octubre de 2009

8 decisiones que tomaría si fuera el creador de una serie de televisión

2389241123_72c64cd0c0

Los blogueros somos unos impertinentes. Ponemos todo a exámen, criticamos todo lo criticable y hacemos lo imposible por dar a conocer nuestro criterio. Y los que nos dedicamos a esto de ver series, tres cuartos de lo misnmo. Y oye, que creo yo que ya esta bien de tanto hablar y que es hora de trabajar y juntar todos los conocientos para crear la obra maestra que tanto demandamos. Señores creativos de televisión, en las siguientes líneas les ofrezco la panacea del éxito. Estas son las directrices que toda seríe debería aunar para conseguir el éxito inmediato:


  1. Nada de niños: Para ello, la serie debería ambiantarse en un futuro post-apocalíptico en el que un virus ha eliminado a cualquier ser menor de 18 años. Nos ahorramos malas actuaciones, futuros juguetes rotos y padres frustados pagando su falta de talento con sus hijos. Lo sé, lo sé, una lástima que a nadie se la hubiera ocurrido esto antes de la aparición de Dakota Fanning.
  2. Todos los actores deben ser feos: Hay que dotarle realismo a la cosa. Ya es hora de que el público se de cuenta de que los feos somos más y que ocupamos puestos de importancia. Mi doctor es feo, la policía de mi calle es fea y los bomberos están cuadrados pero son feos. La cruda realidad.
  3. Canciones meláncolicas fuera: Sobre todo si son de Coldplay o Snow Patrol. Sé que cuando una persona está apunto de morir por culpa de las desagradables circustancias hay que ponerse triste, no hace falta que de repente suba el sonido ambiente y oiga la vocecilla de Chris Martin.
  4. Nada de mascotas: Digamos que el mismo virus que acabó con toda la juventud, mutó y se llevo con él a todos los animales perceptibles de ser domesticados o parecer "monos" en pantalla. Sé que los fanes y fanas de los animales se me tirarán encima, pero ya es hora de cerrar las escuelas de perros artistas.
  5. Fuera los tópicos: Ni los mexicanos tienen porque ser sucios y llevar bigote, ni los españoles no nos alimentamos únicamente de paella ni los ingleses tienen todos la dentadura fea. Por mucho que esos yankys come hamburguesas se empeñen.
  6. La cabecera, como las de toda la vida: Nada de moderneces minimalistas que tanto se llevan ahora. No hay nada como los protagonistas mirando a cámara e interpretando acciones cotidianas mientras suena una melodía familiar.
  7. Contratar a Zeljko Ivanek: Cualquier serie actual que se precie, debe tener al menos un cameo de Zeljko Ivanek, ese crack de la interpretación. Damages, Big Love, The Mentalist, Lost, House, True Blood... bueno True Blood no es un buen ejemplo de serie que se precie, pero me captáis ¿no?
  8. Nada de risas enlatadas: Ni aplausos del público asistente o gritos hitéricos cuando aparezca un cameo bajo pena de escopetazo al responsable. Si quieren disfrutar de la magia de la televisión en vivo y en directo, van a tener que mantener un poco de silencio.
De nada, grandes cadenas de televisión. En la sección de contacto tienen el email para comunicarse conmigo y enviarme todos los cheques, felicitaciones y premios que crean necesarios.