20 de octubre de 2009

Battlestar Galactica: The Plan

Un tiempo antes de lo previsto ya se puede ver lo que, previsiblemente, será lo último que se verá sobre Battlestar Galactica 2004, The Plan. Prácticamente nada de lo que nos ofrece esta película de casi dos horas es nuevo o previsible de considerarse spoiler de la trama principal, pero si no lo has visto aún y no quieres condicionarte para su visionado te recomiendo que dejes de leer.

vlcsnap-70465

The Plan cuenta la historia y circustancias de los cylons infiltrados en Galactica hasta que los dos modelos número uno (Cavil) son descubiertos y expulsados por la escotilla. Así pues, se trata de la visión de los hechos ocurridos en las dos primeras temporadas por parte de los cylons y de sus intentos por terminar el genocidio que empezaron con el ataque a las doce colonias humanas.



Existen muchas copias.
Y tienen un plan.

El famoso "plan" no es otra cosa que el proceso de manipulación de Cavil hacia los otros modelos cylons para utilizarlos en beneficio propio. Y este beneficio no es otro que la venganza hacia sus creadores (los cinco cylons primigenios) y hacia la raza humana. Pero con lo que no cuenta el cabecilla de los cylon es que varias copias de diferentes modelos (incluído él mismo) comiencen a cuestionar sus órdenes y, además, esten dispuestos a convivir con los humanos en paz.

Nos encotramos ante un producto de segunda, un batiburrillo entre escenas ya vistas y nuevo rodaje que no solo no aporta nada a la historia si no que es totalmente prescindible. En muchas ocasiones da la sensación de tratarse de un resumen de lo visto en las dos primeras temporadas de la serie aderezado con escenas que fácilmente podrían tratarse de extras para una versión extendida en DVD. Entre medias, sentimentalismo innecesario y una ración de escenas sexuales y desnudos frontales como nunca más se ha visto en la serie y cuya única finalidad parece ser la de rellenar metraje y provocar.

En definitiva, un producto exclusivo para los muy fans de la serie, para aquellos que gustan de ver y poseer todo lo visible y poseíble, que no decepciona por haber creado grandes expectativas debidas a la espera, si no porque el guión no aporta nada nuevo, el montaje es desastroso y el ritmo es lento y tedioso. Solo destacaría dos momentos de las casi dos horas que dura The Plan. El primero, los 15 minutos de inicio en el que gracias a un derroche de efectos especiales podemos ver diferentes escenas sobre el ataque a las colonias y, el segundo, los títulos de credito finales dónde Bear McCreary nos regala una nueva versión de la intro de la serie que nos acompañó durante cuatro temporadas.