28 de octubre de 2009

Como ser un bloguero seriéfilo de referencia en 10 cómodos pasos

default.aspx

Es una realidad patente, el público en general cada vez consume más series extranjeras a ritmo de emisión. Y tal hecho, irremediablemente, hace que cada día más y más gente se anime a abrir un blog para hablar de televisión. Por ello entiendo que existe una gran demanda de manuales y tutoriales para toda esa gente que empieza a juntar letras por primera vez. Y servidor, que nunca dispuso de tal cosa, ha decidio poner en marcha de nuevo la fundación de Basura and TV para confeccionar una guía sencilla y breve que os ayude en tan ardua tarea. No hace falta que me déis las gracias, para mí el mayor reconocimiento es ver una gran sonrisa en la cara de un bloguero.
  1. Haga saber que le encantan las series de HBO (aunque no tenga ni idea de lo que es HBO ni las series que emiten). Si le preguntan por qué, debe recitar de memorieta (cual lista de los Reyes Godos) It´s not TV, is HBO.
  2. Elija dos o tres creadores de referencia y recomiende el visionado de todas sus series. Como son ustedes novatos, a continuación les ofrezco un listado con los más demandados: Alan Ball, Aaron Sorkin, Steven Moffat, Kevin Williamson, J.J. Abrams, Bryan Fuller, Joss Whedon...
  3. Intente mantener siempre la contraria a la gran mayoría. Empiece recordándole una y otra vez a sus amigos y vecinos lo malas que son las series españolas que ven y termine escribiendo sesudos artículos en los que explique por qué Lost está sobrevalorada.
  4. Reivindicque el visionado en V.O.S., y aproveche cualquier ocasión para expresar su indignación ante la violación artística que supone el doblaje. Por supuesto, debe tragarse sus sentimientos y obviar que miles de cabezas de familia sostienen a sus cónyuges, vástagos y suegras gracias a esa profesión. Recuerde que eres un bloguero, no una hermanita de la caridad.
  5. Es muy, muy, muy importante que desde un principio elija una serie favorita y la defienda a capa y espada y que no se deje llevar nunca por la razón a la hora de hablar de ella. Tal como si opta por Twin Peaks como si lo hace por Xena: La Princesa Guerrera, su deber es hacerle saber a todo el mundo las maravillas que se pierden por no comenzar el visionado de esa obra de arte que les recomienda.
  6. Aprenda a crear expectación. Aproximadamente cada 4 o 5 meses debe anunciar que una nueva serie es "the best serie of all time", aunque sea mentira, ya que el índice de visitas de su blog dependerá en gran medida de la ilusión y candided de sus lectores.
  7. Muestre su indignación ante el resultado de cualquier entrega de premios. Siempre es un punto a favor hacer creer que posee un criterio bastante más acertado que el de un puñado de críticos profesionales de larga trayectoria en el mundo audiovisual.
  8. Enriquezca su vocabulario, y no me refiero a las faltas de hortografia, no, si no al dialecto televisivo. No se destripa, se spoilea. No se estrenan temporadas, se hacen premiers. No te dejan con ganas de ver otro episodio, te lanzan un cliffhanger. No tienes recuerdos del futuro, si no flashforwards. Y así un largo etcétera...
  9. Lleve estas reglas siempre a un nivel más. Una vez que sea un dominador de la idiosincracia de la programación U.S.A., atreváse con series canadienses e inglesas. Pero una vez ahí, no se detenga. En pocos meses disfrutará de los dramas koreanos y en pocos años se moverá como pez en el agua por dentro de la absorvente ficción de los países del este de Europa.
  10. Obliguese a ver dos o tres series anualmente de dudosa calidad y entretenimiento, cualquiera que se precie en la "profesión" debe tener un par de "placeres culpables" para no alejarse de los gustos del pueblo y demostrar que no solo vive usted de los nueve puntos anteriores.
PD: Si no es capaz de dominar cualquiera de los anteriores puntos siempre le queda intentar hacerse el gracioso y elaborar artículos de dudosa calidad y de nulo nivel de interés.