10 de enero de 2010

Community: El club de los 7

Con un piloto que engaña mucho y no deja adivinar lo que más tarde vendrá, "la mejor comedia que no estás viendo" sorprende por su coralidad y se convierte en la guinda perfecta para una noche de comedia con 30 Rock, The Office y Parks and Recreation los Jueves en la NBC. Bienvenidos de nuevo a los estudios.
1259310638_extras_ladillos_1_0

En el Greenday Community College se congregan todos aquellos estudiantes que por diversas razones no han podido cursar sus estudios en una Universidad decente. Separadas, jubilados, caraduras, ex estrellas del deporte, y todo ese tipo de gente que se aleja de los canones de perfección norteamericana, son los protágonistas de esta alocada sitcom que esconde mucha más diversión de la que su episodio piloto muestra.


Porque su episodio piloto se dedica a hacer lo que debe hacer un episodio piloto, y punto. Nos presenta a unos personajes que, aunque forman un reparto coral que durante los siguientes episodios tendrán una gran importancia, estan capitaneados por los dos protagonistas de la serie. Jeff Winger, un ex abogado cuya licencia tiene que recuperar, interpretado por un más que correcto Joel McHale y Britta, Gillian Jacobs, una guapa veinteañera de la que poco se sabe y que, por momentos, actúa como voz de la razón del grupo

El desencadenante de todo recuerda mucho al clásico de John Huhghes, El Club de los Cinco, ya que la premisa de la que parten es muy similar. Unos estudiantes completamente desconocidos, perfectos ejemplos cada uno de un determinado cliché, se unen en torno a un grupo de estudio (primeramente falso) de la asignatura de español. A partir de esta premisa se construye una historia de humor para todos los públicos que, sin embargo, esconde un transfondo bastante afilado contra el racismo, las libertades individuales, las costumbres y tradiciones o lo políticamente correcto.

Es así como se van construyendo una cantidad de chistes y gags que funcionan perfectamente debido a que ninguno de los personajes que vemos en pantalla es irrelevante. Es aquí donde la ya alabada coralidad de la serie se ve más qure patente. Durante los veinte minutos que dura cada epiodio no existe casi ningún momento de menos intensidad en cuanto entretenimiento se refiere lo que consigue, además, que cada episodio se disfrute en un suspiro.

Abed-as-Batman-Picspam-community-8919436-640-300

Y es porque son los secundarios los que elevan la calidad de cada episodio. Sin desmerecer a la figura materna que representa Shirley (Yvette Nicole Brown), la antigua estrella de instiuto venida a menos que es Troy(Donald Glover) o la reprimida adolescente Annie (Alison Brie), hay que destacar a los tres verdaderos culpables de que Community sea digna de ver semana tras semana. Chevy Chase, Danny Pudy y Ken Jeong.

El primero es un patoso, pasado de rosca y lunático jubilado que lo máximo que produce entre sus compañeros es compasión, el segundo un fánatico de la televisión que quiere estudiar cine y que basa sus conversaciones en continuas referencias a la cultura popular y el tercero, un inestable asiático profesor de español que se hace llamar a sí mismo "el Tigre Chino" y responsable, además, de que todos los hispanohablantes disfrutemos mucho más de la cantidad de chistes que se producen gracias a estos patosos estudiantes de español.

Well, I aced it, "amigo". That means "cousin."
Y si con todo esto no logro llamar su atención les tengo preparado un as en la manga. Esperense a los títulos de crédito para ser testigos de las locuras que e Abed y Troy protagonizan. He aquí un ejemplo (no conforman ningún tipo de spoiler, tranquilos) y aquí una lista de YouTube con todos los que se han emitido por ahora.



En definitiva una buena comedia que ha quedado solapada, posiblemente, por el exagerado éxito de Modern Family, pero que llega a unos límites de acidez y mala leche que la sitcom de ABC no llega ni a rozar.

[+] Freak´s City: Community: la universidad de la vida.
[+] Gúdtivi, Inc.: Nunca es tarde para aprender.