20 de abril de 2010

Down in the Treme...

Antes de meternos en tarea, empecemos con buen pie:



Con este openning, que recuerda bastante al de otro ¿éxito? de la cadena HBO, True Blood, comienza la nueva serie de David Simon (The Corner, Generation Kill y, sobre todo, The Wire). Un relato costumbrista de una Nueva Orleans post-katrina que se centra en el barrio de Treme y que se sirve de sus personajes y la música como hilo conductor de la historia.

Pero vamos, que con haber seguido un poco las noticias que han ido apareciendo durante estos últimos meses sobre la serie, esto seguro que ya lo sabían. Así pues toca preguntarse, ¿cuáles son las señas de identidad de la serie? y, viendo la discusión que siempre se genera ante una producción tan ambiciosa como Treme es, ¿hasta que punto es accesible la serie a un público más o menos mayoritario? Si siguen interesados, más a continuación.

wallpaper-treme-1600

Comencemos con la, a prioiri, pregunta más fácil de responder. Treme pretende ser una historia de superación, de evolución ante las visicitudes de la vida que parte de un desasastre natural, y muy mal gestionado por parte del gobierno, como fué el del huracán Katrina en Nueva Orleans. Pero la sensación que da desde un primer momento es que, huracán a parte, la mayoría de sus personajes ya llevaban una carga consigo y que las hinundaciones son un mero punto de inflexión en sus vidas y un punto de partida para la serie.

Todo ello acompañado por una ambientación y estudio minucioso de la situación histórico-culural de la zona e hilado por el más importante elemento diferenciador en comparación con el resto de series de la actualidad, la música. No sólo es un elemento que esta presente en la mayoría de minutos que dura cada episodio (ya sea en conversaciones, de fondo o protagonizando estupendos momentos músicales) si no que, además, es el nexo común que une a unos personajes, muy distintos entre sí, pero definidos claramente desde el primer momento.

Y dicho todo esto pasemos a la segunda pregunta, la que de verdad me importa y la que me ha hecho escribir todo lo anterior. Treme cuenta con varios handicaps de serie. Es una producción de una cadena de cable (HBO) y, como tal, pone enfásis en unos ritmos narrativos, situaciones y gustos alejados de las series de la networks americanas, que atraen a un mayor público. Y no estoy descubriendo nada nuevo, lo sé, pero creo conveniente recordárlo.

Aún así, veo a Treme (y esto ya es posiblemente una opinión muy personal que viene dada a que todo lo que he visto de ella me encanta) una serie bastante más accesible que, por poner un ejemplo, la anterior serie de su autor, The Wire (sé que Generation Kill vino después, pero era una mini serie). Ya sea por la música que te arrastra entre escena y escena y que cual máquina del tiempo deja los ¡58! minutos de duración en nada o por el tono cómico que acompaña a muchos de los personajes (y aquí John Goodman y Steve Zhan se llevan la palma) en contraposición al marcado pesismismo y pesadumbre de la situación en general, la serie tiene un par de premisas atrayentes para otro tipo de público acostumbrado a un consumo televisivo diferente y que pueden servir como perfecto punto de partida para comenzar a disfrutar de una serie maravillosa.

[+] Play for that money y Tremé Mardi Grass en Gudtiví, Inc.
[+] I feel like funkin' it up en Freak's City.
[+] Esperanzas en Diamantes en Serie.