8 de abril de 2010

I´m going down to South Park...

... gonna have myself a time.


Es muy curioso el caso de South Park visto desde la perspectiva del espectador medio español. Una serie que se convirtió en un fenómeno de masas en su estreno pero que, no mucho tiempo después, desapareció del imaginario colectivo con la misma rápidez con la que triunfó. Eran los tiempos del "Han matado a Kenny, ¡hijos de puta!", Paco el Flaco o "la madre de Kyle es una puta". El merchandasing (videojuegos, peluches, llaveros, camistas...) era devorado por una gran masa de adolescentes anodados por la cantidad de palabrotas y bestialidades que regalaban cada episodio lo que, inevitablemente, hizo que las asociaciones de siempre pusieran más de una vez el grito en el cielo.

Pero South Park, aparte de esa provocación innata que nunca ha escondido, siempre ha sido la mejor de las vías pora que sus autores, Trey Parker y Matt Stone, se despacharan agusto del statu quo americano sin ningún tipo de limitación o censura. Así que mientras en España la emisión de South Park quedaba relegada a altas horas de la madrugada, la serie (en su emisión original) iba perfeccionando un estilo propio que actualmente no solo es inconfundible si no que sigue al pie de la letra.

Porque si nos ponemos a analizar los porqués de el éxito de South Park la principal conclusión sería que posee un sello personal que ha sabido mantener durante toda su existencia y que es capaz de amoldar a cualquier tema o situación. Justamente lo contrario que no supo hacer The Simpsons (que de tanto reiventarse por culpa de la competencia perdió todo aquello por lo que un día fué la más grande) o lo que le está pasando al otro fenómeno de animación de los últimos años, Family Guy. Pero ese es otro tema que otro día tocaré, o no.

En definitiva, toda esta merecida reivindicación viene dada por la última genialidad que la serie ha regalado al Mundo Real (marca registrada), You have 0 friends, un episodio centrado en Facebook, pero válido para cualquier otra red social, que de paso no duda en mostrarnos la lindezas de otro de los últimos éxitos de Internet, ChatRoulette. Y si no me creéis, y controláis algo de inglés, podéis ver el episodio desde su web oficial, South Park Studios, y comprobar ahora mismo de lo que hablo.

[+] South Park vuelve con sus señas de identidad intactas, en Freak´s City.