2 de mayo de 2010

Party Down, la mejor comedia que no estás viendo

Porque supongo que, después de tanto insisitir, ya todo el mundo estará viendo Community.


Así que continuemos. Party Down es una comedia del canal de cable Starz de la que ya hablé cuando terminó su primera tanda de episodios escrita por, entre otros, Rob Thomas (Veronica Mars) o Paul Rudd (Friends entre otras muchas películas) y de la que se filtraon los dos primeros episodios de su segunda temporada hace un par de semanas.

La serie se centra en las vidas de un equipo de profesionales del catering, que en su mayoría poseen ese trabajo como puente hasta conseguir triunfar en sus verdaderos sueños profesionales que, claro, nunca llegan. Así, de buenas a primeras, esta sinopsis dice bien poco de lo que puede ofrecer la serie así que aquí van 5 razones para ponerte a ver, inmediatamente, Party Down.

1. Porque es la comedia actual más incómoda en emisión: La mayor parte del tiempo su humor se basa en poner en aprietos a sus personajes e incomodar al espectador. Vergüenza ajena pura y dura al servicio de la comedia a un nivel de maestros como el de Ricky Gervais en Extras o el de Larry David de Curb Your Enthusiasm.

2. Por Henry (Adam Scott) y Ron (Ken Marino): Sus dos protagonistas. El primero, un ex actor pasado de todo que tiene que volver a trabajar como un simple camarero y el segundo un soñador y eficiente líder de grupo que ansía tener su propio negocio alimenticio. La evolución y roles de cada personaje serán el leitmotiv de la serie, llegando a la situación de esta segunda temporada dónde ambos parecen haberse intercambiado los papeles. Y si todo ello no os sirve, la bella Lizzy Caplan les acompaña en el trabajo de llevar el peso de la serie.

3. Por la diversidad que ofrece cada episodio: Cada capitulo tiene una singularidad propia y es que se centra en un tipo de fiesta diferente a la que el grupo de catering tiene que ir a trabajar. Por ello, gracias a esto, cada episodio desarrolla unas situaciones y acciones totalmente diferentes.

4. Por sus guest star: Debido a esta diversidad, en cada episodio se encuentra unos secundarios especifícos que dan pie y engrandecen a esta comedia. Hemos podido ver, entre otros, a Kristen Bell (Veronica Mars, Heroes), Ken Jeong (imprescindible en Community) o J.K. Simmons (The Closer).

5. Por Roman DeBeers: O lo que es lo mismo, Martin Starr, el eterno Bill de Freaks and Geeks que continúa en su encasillamiento como chico geek, pero ahora con unos cuantos años más. Sus referencias, borderías y gracias hacia el resto de los personajes hacen de este guionista de ciencia ficción sin suerte otra gran excusa para ver Party Down.

Tenéis tiempo, pues, de poder ver de una tacada los diez episodios de los que cuenta su primera temporada y tener la serie fresca para, a partir de ahora, tener una cita todos los viernes (o sábados) una cita con Party Down.

[+] Razones por las que me gusta Party Down por Mauro en Twitter, II y III.