21 de septiembre de 2010

Him & Her

550x250_cast_him

Hacer comedia es algo muy complicado, y a estas alturas eso no se lo descubro a nadie. El sentido del humor es algo tan personal y variado que no hay tres personas que se rían de lo mismo y por las mismas razones. Es por ello que las posibilidades a la hora de confeccionar una comedia sean casi infinitas y que cada dos por tres ustedes lean o escuchen cosas como:

- ¡Qué buena es está serie! ¡No me paro de reír!
- Pues a mí no me hace ni puta gracia...

Así que como comprenderán ahora no les voy a decir que Him & Her, la nueva serie de BBC Three, es una genial comedia que hace mucho de reír y que por eso es buena, ya que así nos ahorramos el correspondiente pues a mí no me gusta, es una mierda... de los comentarios. Pero no se froten las manos aún, que eso no quita que les hable de ella, claro.

Nos encontramos ante una comedia intimista en todo sus sentidos. Intima en la relación de sus protagonistas, Steve y Becky, una pareja de novios de veintitantos que comparte un desastroso piso. Intima en sus decorados, que se reducen a ese desastroso piso que solo cuenta con una habitación, un baño, una cocina y la entrada e intima en su producción, ya que no sólo todo la acción se desarrolla en ese desastroso piso que Steve y Becky comparten y que sólo posee una habitación, un baño, una cocina y una entrada, si no que desarrolla en tiempo real. Desde el primer al último minuto somos testigos de las desventuras de esta pareja y sus escasos, como no, amigos sin elipsis ninguna, pareciendo por muchos momentos que nos encontramos más ante una obra de teatro grabada que ante una producción concebida para televisión.

En definitiva, Him & Her es una comedia romántica (o anti romántica como defiende su creador, Stefan Golaszewski) que a base de algo de escatología, muy poco pudor e incomodidad consigue retratar el día a día de un par de novios que a pesar de sus innumerables defectos mantienen su amor por encima de todo. Y cuando digo de todo, es de todo. Ya verán, ya.