16 de septiembre de 2010

The Inbetweeners



Con el término inbetweener se hace referencia al que se encuentra entre el medio (in between) de dos arquetipos diferenciados y opuestos. Un inbetweener es, a resumidas cuentas, aquel que se encuentra entre ese grueso de la población que ni destaca en nada en especial ni es un parásito y cuyos esfuerzos se basan en desarrollar una vida normal y placentera sin la necesidad de molestar o ser molestado. El que vive y deja vivir, el que no tiene un trabajo importante de alto ejecutivo ni está en el paro o, en el caso que nos ocupa, el que no es el más popular del instituto pero tampoco el perdedor que recibe toda la mala baba de los que les rodean.

Esos son los protagonistas de The Inbetweeners, comedia de E4 que esta semana comienza su tercera temporada. Cuatro amigos de 17 años que van a un instituto público, que pueden conducir pero no tomar una pinta de cerveza o entrar a un club y que solo piensan en lo único importante en esa edad. Perder la virginidad y, una vez perdida, procurar que no les vuelva a crecer. Y el nexo de toda la historia es Will, un chico bastante más inteligente que la media, educado pero con facilidad para perder los nervios y obligado a empezar una nueva vida en un nuevo instituto, después de tener que abandonar su colegio privado tras la separación de sus padres.

The Inbetweeners es una serie meramente generacional y una contrapuesta puramente cómica a Skins, serie con la que comparte cadena y de la que nace bajo su brazo. Como buena comedia adolescente es irreverente, posee diálogos rápidos, es escatológica si tiene la ocasión y es capaz de mencionar diez sinónimos para la palabra pene en lo que dura una conversación entre sus protagonistas. Pero además, en ciertos momentos, se desvía por situaciones más patéticas y de vergüenza ajena, dignas de un Ricky Gervais púber y pajillero. Eso y muy mala leche, mucha mala leche.

Doce episodios, a la espera de otros seis, de comedia ligera, que no fácil, que se consumen en una abrir y cerrar de ojos y que no le cambiarán la vida, pero posiblemente se la haga un poco más llevadera. Y si no, lo siento, porque aquí no aceptamos devoluciones.

[+] Banda Sonora de The Inbetweeners en Spotify: Primera Temporada | Segunda Temporada