24 de enero de 2011

Ladies and gentlemen welcome to The Larry Sanders Show


The Larry Sanders Show es una comedia de HBO en la que se satiriza el mundo de la televisión y la comedia a través de un ficticio late night estadounidense y en la que los monólogos y las entrevistas a celebridades reales, encantados de auto parodiarse, se mezclan con el día a día de la redacción del programa y de la vida privada de su presentador, Larry Sanders. Seguro que al leer esta sinopsis se os han venido demasiadas referencias a la cabeza. 30 Rock, Extras, Curb Your Enthusiasm, Entourage... y no les falta razón. Porque todas esas series tienen en común unas influencias comunes y un estilo de meta ficción deudor a The Larry Sanders Show. Sí, deudor, porque hay que tener en cuenta un dato que tramposamente he obviado y es fundamental. TLSS fue emitida por primera vez hace diecinueve años.

Garry Shandling es el creador, escritor y protagonista de TLSS. Posiblemente utilizó su experiencia trabajando de cómico stand up recurrente en el Tonight Show with Johnny Carson - el late night que más tarde sería candidato a presentar tras la retirada de Carson - como inspiración y documentación para recrear no solo la grabación y preparación de un programa nocturno diario, si no, además, parodiar el egocentrismo de las estrellas del medio, la voracidad de los grandes magnates de la televisión y los innumerables problemas personales que da la fama.

Pero sin duda, el mayor mérito de la serie es el nivel de recreación a la hora de mostrar ese falso programa cuyas secciones y entrevistas se intercalan con el detrás de las cámaras y que, si se tiene la posibilidad de ver por separado del resto del montaje [1], da la sensación de estar disfrutando de un late night al uso, como ahora mismo podrían hacer al acudir a YouTube para ver un extracto de alguna entrevista de Conan O'Brien o alguna locura de Craig Ferguson. Una sensación conseguida gracias a que todos esos segmentos eran grabados en un estudio con publico en directo.

Y como buen programa nocturno, TLSS tiene guionistas, directores, productores y, como no, un sidekick en esta ocasión interpretado por un titán de la comedia como es Jeffrey Tambor, cuyo Hank Kingsley es la segunda pata donde se apoya el éxito de la serie. Un personaje que va de lo patético y ridículo a lo adorable  pero siempre moviéndose por registros brillantes. Pero los aciertos de casting no acaban aquí, porque tan importante como el trabajo de Tambor es el de Rip Torn - cuyo Don Geiss en 30 Rock no es si no otra referencia directa a la influencia de la serie en la comedia más actual - como Artie, el productor del programa y principal apoyo de Larry a la hora de lidiar con la cadena. Y la cosa no acaba ahí, claro, porque Shandling supo rodearse de una buena cantidad de buenos cómicos y actores durante las seis temporadas que la serie estuvo en antena como Janeane Garofalo, un irreconocible Jeremy Piven o, ya en el final, una joven Sarah Silverman, entre muchos otros.

En definitiva, The Larry Sanders Show es historia de la televisión y una serie imprescindible no solo por su calidad propia, si no como motor para comprender la comedia de los últimos diez años. Un must see y la mejor recomendación que puedo hacerles a día de hoy.

[1] Como por ejemplo ver a Chris Farley recrear su famoso discurso motivacional de un sketch de Saturday Night Live, a un joven y delgado Alec Baldwin o un airado Vince Vaughn, entre la gran cantidad de estrellas que participaron en la serie.

[+] Ricky Gervais Meets Garry Shandling (lista de reproducción de YouTube).