21 de septiembre de 2011

The Roast of Charlie Sheen


Siendo breve e intentando ser claro, los roast son homenajes a la inversa. Espectáculos de gran tradición en los yuesei en los que una figura reconocida se sienta a observar como otra serie de personas, amigos en su gran mayoría liderados por una figura que hace de conductor, le vapulean y ponen en ridículo (y se vapulean y ponen en ridículo entre sí). Pero estos roast han evolucionado mucho desde su concepción en el club Friar [1] y su primer auge televisivo en los años setenta y actualmente, aupados por lo que podríamos llamar la comedia de insulto, son los representantes del humor televisado más extremo posible [2].

En esta tesitura se encuentran los roast de Comedy Central, hoy por hoy en boca de muchos por su último invitado de honor, Charlie Sheen. El bueno de Charlie, tras la la campaña auto destructiva de los últimos meses, parece estar acomodando su figura pública para su más que inminente regreso. Primero con la aparición, con disculpas incluidas, en la ultima gala de los Emmy y después con la emisión de este programa especial la misma noche que medio Estados Unidos tenía un ojo puesto en el estreno del primer episodio de Two and a Half Men sin su estrella.

Con Seth MacFarlane como roastmaster (lo que le gusta a esta gente ponerse títulos), introducción rockera por parte de Slah y unas cuantas estrellas entre el público (incluida una de las ex mujeres del invitado de honor) el roast de Charlie Sheen contó con un buen puñado de talentosos cómicos, actores, amigos y Jon Lovitz [3] y culminó con Sheen haciendo su alegato final, el que parece que pone fin a la pantomima que lleva meses protagonizando y, algo me dice, que minuciosamente preparando:

"I'm done with the winning, because I've already won. This roast may be over, but I'm Charlie Sheen and in here burns an eternal fire"

[1] El club Friar de Nueva York es una organización privada de principios del siglo pasado formada por cómicos y actores cuyos miembros son los ideólogos de estos roast y cuyo actual Roadmaster GeneralJeff Ross, es roaster asiduo de estos especiales de Comedy Central a la vez que escritor y productor de los mismos.

[2] No solo por el hecho de basarse muchas veces en el insulto más gratuito, si no también por no tener ningún límite a la hora de abordar los temas a tratar. Una evolución que los amantes del roast clásico aborrecen y que no dudan en calificar como inmmoral.

[3] El actor, e ídolo de MacFarlane y de cualquier persona de bien, William Shatner, los cómicos Jeff Ross, Patrice O´neill, Anthony Jeselnik y Amy Schumer, amigos como Myke Tyson y Stev-O y la actriz Kate Walsh en un registro muy apartado al que nos tiene acostumbrados en esas series en las que aparece y que nadie ve.