7 de marzo de 2012

The Bleak Old Shop of Stuff


Estando como estamos en pleno bicentenario del nacimiento de Charles Dickens, las celebraciones, homenajes y revisiones a la obra del escritor inglés se multiplican. La BBC, quien si no y mejor, ya estrenó a finales del año pasado su nueva versión de Grandes Esperanzas y en este contexto llegó también en los últimos días de 2011 esta The Bleak Old Shop of Stuff. Pero empecemos primero con los precedentes. Como muchas otra comedias que vienen de la isla [1], el embrión de TBOSS procede de un programa radiofónico previo. Bleak Expectations [2] es una serie de BBC Radio 4 escrita por Mark Evans y producida por Gareth Edwars, un pastiche de las obras de Dickens en clave de humor y que ha encontrado su continuación en esta serie de cuatro episodios.

En The Bleak Old Shop of Stuff, pues, se parodia todo lo parodiable del universo dickensiano. Los personajes, situaciones, arquetipos y lugares comunes de sus novelas se aglutinan en esta comedia absurda que, lejos de ridiculizar sus referentes, no tiene otra intención si no la de celebrarlos y agruparlos con los brazos abiertos. Tal es el compromiso de la serie con el despiporre y el homenaje que su primer episodio es, directamente, un especial de Navidad. Y no solo porque la Navidad sea uno de los lugares comunes dentro de la ficción de Dickens, claro, si no que estos especiales son dentro de la ficción televisiva del Reino Unido toda una tradición entre las series más veteranas y de éxito.

Un primer episodio éste que por su condición de especial se alarga hasta la hora de duración y cuenta con un reparto ampliado para la ocasión encabezado por Stephen Fry interpretando a Malifax Skulkingworm, una versión más cruel y maquinadora, si cabe, del abogado Tulkinghorn de Bleak House. Pero el núcleo de la serie en general se encuentra en la familia protagonista, epicentro donde se cruzan todas las historias y desavenencias, los Secrest - Past [3]. Como se habrán dado cuenta, ni la famosa composición de Dickens a la hora de elaborar los nombres de sus personajes según sus circunstancias queda libre de ser parodiada y explotada.

En definitiva, la serie basa mucho su humor en la complicidad del espectador y su conocimiento previo de las obras que parodia. Un arma de doble filo que es a la vez su mejor y peor presentación. Aunque muchos de los lugares comunes de Dickens son culturalmente universales y se han repetido, trasladado y homenajeado miles de veces en miles de productos dispares bien es cierto que la falta de un conocimiento previo de estos puede echar para atrás al más neófito. Pero aún así, se encontrará con una buena cantidad de gags y diálogos no tan centrados en el homenaje y la parodia que hacen que, siendo o no un conocedor de Charles Dickens y su obra, The Bleak Old Shop of Stuff sea una comedia digna de ver.

[1] Si no recuerden el caso de The League of Gentlemen del que hablamos no hace mucho.

[2] Ambos títulos son una mezcla de varias obras de Dickens tales como Bleak House, The Old Curiosity Shop o Great Expectations.

[3] Jedrington, Conceptiva (interpretada por Katherine Parkinson, la Jen de The I.T. Crowd) y sus hijos Victor y Victoria.

[+] Bleak Expectations completa para escuchar en YouTube.