17 de abril de 2013

Cómo entrar en Doctor Who y no morir en el intento

Estamos en plenas celebraciones por el cada vez más cercano cincuenta aniversario de Doctor Who y los artículos y especiales sobre la serie se multiplican, así como la gente que por primera vez se ve atraída hacia la serie gracias a todo ese eco generado. En su diario, MissMacGuffin, se pregunta si no es mejor para el neófito ofrecerle un punto de entrada a la mitología de la serie basado más en episodios concretos que engloben "la magia" de la serie en vez de largas guías de visionado que pueden sonar a chino al que llega virgen a la nueva serie.

Y en cierto modo creo que lo mismo se podría aplicar para recomendar la serie clásica. Cincuenta años son muchos y ciertamente es bastante más recomendable intentar recopilar una cierta cantidad de episodios que sean característicos de las virtudes que la serie ha poseído desde sus inicios [1]. Y es que a pesar de los primarios efectos especiales y su producción "barata" en los veintiséis primeros años de la serie se esconden ciertas propuestas que no han envejecido tan mal y que aseguran bastantes horas de diversión.

Al tratarse de una lista algo extensa vamos a dividirla en tres diferentes posts. En este primero seleccionaremos un par de episodios correspondientes a los tres primeros Doctores. El segundo estará dedicado en exclusiva a la etapa de Tom Baker, las más longeva y prolífica, y el tercero y último para el resto de Doctores, desde Peter Davison hasta Sylvester McCoy.





An Unearthly Child (1964)

Para empezar tienen que saber que la serie clásica de Doctor Who se divide por temporadas, seriales y episodios. Dentro de una temporada hay varios seriales que están compuestos por un puñado de episodios. An Unearthly Child , también conocido como 100,000 BC, es el primer serial y está dividido en cuatro episodios de los que, siendo sinceros, solo el primero merece al pena para el propósito que nos tiene ahora ocupados. An Unearthly Child es la piedra de toque de la serie y la presentación de los conceptos básicos que aún hoy en día son definitorios de la mitología whovian. Conocemos al Doctor y a su compañera, su nieta Susan, cuya extremada inteligencia llama la atención de dos de sus profesores, Ian y Barbara, que pronto descubrirán que estos dos misteriosos personajes son en realidad viajeros del tiempo que utilizan una vieja cabina de policía como transporte.

Les recordará a:  todos aquellos episodios que marcan nuevas épocas en la nueva serie como Rose o The Eleventh Hour.


The Edge of Destruction (1964)

The Edge of Destruction es el tercer serial de la primera temporada y, posiblemente, la mejor toma de contacto con el Primer Doctor debido a su duración, dos episodios, y su premisa. La TARDIS se encuentra en mal funcionamiento y lleva a sus tripulantes a ir perdiendo poco a poco la cabeza hasta el punto de intentar matarse uno al otro. Esta es la primera historia, además, en la que se da a conocer que la TARDIS no es meramente una máquina si no un ente vivo y telepático.

Les recordará a: The Doctor's Wife.

The Dalek Invasion to Earth (1965)

El éxito de Doctor Who no se entiende sin los Daleks. Estos alienígenas con forma de salero que ahora poco respeto infunden se convirtieron en un fenómeno de masas instantáneo cuando en el segundo serial de la primera temporada Terry Nation los presentó. Y aunque ese The Daleks no es mal serial y tiene cierto encanto, es cierto que The Daleks Invasion to Earth le supera en resultados. Más completo y elaborado, en este serial de seis episodios vemos como el Doctor y sus acompañantes llegan a una Londres contemporánea destrozada por la invasión de los Daleks. Este es el episodio que comienza la tradición de historias de aliens intentando tomar la Tierra (y su obsesión de hacerlo vía Londres) así como el último en el que el personaje de Susan (Carole Ann Ford) apareció.

Les recordará a: Aliens in London, Doomsday, Journey´s End... Además de que aparecen los Robomen, sirvientes humanos controlados por los Daleks, muy al estilo de lo visto en Asylum of the Daleks.



Tomb of the Cybermen (1967)

Es una verdadera lástima que la etapa de Patrick Troughton como Doctor sea justamente la que más sufrió la perdida de material original porque Troughton fue el que dotó al personaje del aura que en la actualidad le define. Y si los Daleks fueron los enemigos fetiche de la anterior etapa, los Cybermen fueron los que reinaron en los tiempos del Segundo Doctor. Aunque su primera aparición data del último serial de Hartnell, The Tenth Planet, quizás el gran serial de estos cyborgs sea Tomb of the Cyberman. En una historia que bebe mucho del estilo de terror de la Hammer vemos como una expedición arqueológica viaja al planeta natal de los Cybermen para intentar descubrir cómo y por qué murieron. Evidentemente, la expedición no tardará mucho en darse cuenta que de muertos nada y que todo el mundo está en peligro.  

Les recordará a: Rise of Cybermen / Age of Steel, Closing Time.

[+] Tomb of the Cybermen online.

The Mind Rober (1968)

Si solo pudieran ver un serial de la era Troughton, que sea este The Mind Rober. Doctor Who siempre ha tenido dos tendencias, la ciencia ficción y la fantasía, y este serial lleva de la mano ambas premisas. Es un ensayo sobre la ficción, la creatividad y la naturaleza de la realidad que funciona excelentemente en todas sus capas. No me gustaría entrar en más detalles porque es uno de esos episodios a los que es mejor llegar virgen. Una delicia, clásico instantáneo. 

Les recordará a: a los "puzzles" de Moffat, Amy's Choice.


The War Games (1969)

En el último serial de Segundo Doctor somos testigos de un elaborado plan de dominación basado en la abducción de soldados humanos de diferentes épocas engañados para luchar en guerras ficticias creadas en ambientes idénticos a los de sus correspondientes tiempos. Aparte de ser un serial bastante entretenido es especial por varias razones. Fue el último grabado en blanco y negro y, además, el primero en el que los Time Lord y su civilización hacían aparición.



Doctor Who and the Silurians (1970)

Con Jon Pertwee llega el color y con él la decisión de, siguiendo los acontecimientos del final de The War Games, exiliar al Doctor en la Tierra. Es la época de UNIT, del Doctor como asesor científico y del Brigadier. Por su larga duración, siete episodios, este Doctor Who and the Silurians sea posiblemente el serial que más elementos de esa época aglutina además de ser el primero en el que aparecen los Silurians, otro de los enemigos clásicos de la serie.  Es también la primera aparición de Betsy, el descapotable amarillo que, a falta de TARDIS, utilizaba el Doctor para desplazarse.

Les recordará aHungry EarthCold Blood.


Terror of the Autons (1971)

La consciencia Nestene y los Autos, los famosos maniquís, ya hicieron su primera aparición en el primer serial de Pertwee, Spearhead from Space, pero es en este Terror of the Autons donde más terroríficos lucen. Y posiblemente sea por el debut de Roger Delgado como The Master. Aparte de los  duelos dialécticos entre el Doctor y su archienemigo este serial contiene ciertas escenas "violentas" responsables de comenzar la tradición de considerar a la serie como algo más que un show para niños. Es además la primera vez que vemos a Jo Grant como compañera del Doctor.

Les recordará a: Rose, The Sound of Drums...

[+] Terror of the Autons online.

The Time Warrior (1974)

Tras el final del exilio del Doctor en el siglo XX volvieron los viajes por el tiempo y el espacio. Este The Time Warriors supuso la primera aparición de los Sontarans y, bastante más importante, de la aguerrida, moderna y feminista Sarah Jane como compañera. Ambientado en la Edad Media, y con una gran cantidad de momentos cómicos, es la típica trama de "no interferir con la historia" y de choque entre costumbres nuevas y antiguas. ¿El argumento? Un soldado Sontaran recae en la Inglaterra medieval y pretende tomar la Tierra para su imperio gracias a su superioridad tecnológica. Pero para ello necesita reparar su nave así que aprovecha que puede viajar en el tiempo para raptar a científicos de la era moderna. Puede que la premisa no sea muy atrayente, pero es realmente divertido. En uno de episodios, además, se revela por primera vez el nombre del planeta natal del Doctor, Gallifrey.

Les recordará a: The Shakespeare CodeThe Sontaran Stratagem.




[1] Aunque sí de verdad desean una inmersión total en la serie clásica les recomiendo encarecidamente que se pasen por las lecturas que Jónatan Sark está escribiendo en El Receptor de Libro de Notas.

[+] Cómo entrar en Doctor Who y no morir en el intento (II).
[+] Cómo entrar en Doctor Who y no morir en el intento (III).