16 de junio de 2013

La televisión no mató a la estrella de la radio

Marc Maron es el último cómico en conseguir que su podcast, WTF with Marc Maron, se convierta en una serie de televisión. Como ya consiguiera en la misma cadena, IFC, Scott Aukerman con su Comedy Bang! Bang! Chris Hardwick con The Nerdist en BBC America, Maron ha llamado la atención de un canal de televisión que ha apostado por él y por un producto que desde 2009 lleva reuniendo al rededor de su persona a una audiencia nicho muy atrayente y, sobre todo, muy similar a la que un canal de cable como IFC le interesa y busca.

En Maron, como ocurre en Louie, el relato biográfico se mezcla con la pura ficción generando una comedia íntima que a veces tiene más interés en la introspección que en la carcajada. Marc Maron, la persona, es un veterano cómico y presentador de radio que un día decidió mudarse a L.A. con sus tres gatos y consiguió reconstruir su carrera a través de un podcast en el que los monólogos en los que explora su vida cotidiana a través de su neurosis e inseguridad se intercalan con entrevistas a otros cómicos, actores o celebridades. Y esto es básicamente es lo que vemos hacer a Marc Maron, el personaje. Esos monólogos se convierten en escenas y esas entrevistas son reproducidas con unos invitados que juegan con la concepción que se tiene de ellos como celebridades.


Pero que las cadenas americanas estén empezando a fijarse en el mundo del podcasting no es nada raro. Para un cómico profesional no hay medio más barato para promocionarse y conseguir una audiencia numerosa que el que le ofrece un podcast y las cadenas ya saben donde tienen que mirar, escuchar en este caso, para buscar nuevos talentos con los que rellenar sus parrillas. En realidad esto no es nada nuevo y, en cierta manera, nos lleva a los primeros años de la televisión en los que decenas de dramas radiofónicos se convertían en series de televisión que atraían hacía la pantalla a un buen número de fieles oyentes emocionados con la idea de poder ver plasmadas en imágenes las historias a las que llevaban años enganchados.
Es más, en lugares con gran tradición radiofónica como Reino Unido es muy habitual ver como muchos programas de radio acaban traspasando el medio y se reciclan en productos televisivos. Series como Red Dwarf, Little Britain o Miranda y shows como Whose Line Is It Anyway? [2] o The Matt Lucas Awards [1] pegaron el salto a la pequeña pantalla gracias al éxito en las ondas. Una relación que a veces se vuelve reciproca, con series como Doctor Who o Yes Minister que consiguen expandir sus horizontes gracias a la grabación de especiales o episodios radiofónicos. Y luego está The Ricky Gervias Show, claro, que entra dentro de cada ejemplo que hemos estado poniendo. Un programa de radio inglés que se convirtió en un podcast que más tarde se comercializó como un audio libro y que finalmente fue animado y emitido por la HBO.

Es pronto para saber si esta costumbre de trasladar podcasts  a programas de televisión se convertirá en tendencia. Cierto es que nos encontramos ante una situación ventajosa para cadena y creador ya que la primera se ahorra el proceso de creación acudiendo a un producto que ya tiene forma y audiencia mientras que el segundo recibe el apoyo monetario para expandir un trabajo que lleva puliendo en los últimos años. Pero no deja de ser cierto que no todo el mundo tienen las tablas y posicionamiento en la industria que gente como Maron o Hardwick poseen y se han ido ganando clos años. De todas formas permanezcan atentos a iTunes, porque muy posiblemente de ahí surja el siguiente pelotazo televisivo.


[1] Estos son unos cuantos de una gran lista.

[2] Cuya versión americana, tras un largo parón, será presentada por Aisha Tyler (Firends, Entre Fantasmas, Archer...) que, no casualmente, lleva un par de años haciéndose un hueco en el mundo del podcasting con Girl on Guy.