4 de septiembre de 2013

Las nuevas comedias de ABC, primero en Hulu

Sí hace un par de días nos encontrábamos con la noticia de la filtración de la premiere de la tercera temporada de Homeland (práctica por otra parte bastante habitual en las series de Showtime) ayer, en una jugada parecida, Hulu anunciaba que tenía disponibles para ver de forma gratuita los pilotos de tres de las nuevas comedias que ABC estrenará dentro de tres semanas: The Goldbergs, Back in the Game y Trophy Wife. Tres comedias familiares bastante conservadoras en su estilo y cuyos pilotos dejan sensaciones encontradas.



Sin duda la más atrayente de las tres y la única que al menos intenta ofrecer algo más, algo diferente. The Goldbergs es una comedia biográfica creada por Adam F. Goldberg ambientada en su niñez, en plena época de los ochenta. Otro revival que recuerda mucho a Moone Boysobre una aparente típica familia americana en la que la mayoría de sus miembros están desequilibrados. Tenemos a Wendi McLendon-Covey y al muy querido en esta casa Jeff Garlin como unos psicóticos padres, el no menos grande George Segal como abuelo enrollado y a Patton Oswald como narrador de la historia. El problema de todo reside en que al menos en este piloto todo parece muy sobreactuado, por no mencionar que prácticamente Garlin grita todas sus frases, lo que le otorga al conjunto un tono muy raro. Un nuevo intento de traer a la televisión las aventuras de una familia disfuncional, a medio camino entre The Wonder Years y Malcolm in the Middle, que por ahora no logra exportar adecuadamente ni la nostalgia de la primera ni el humor de la segunda pero que al menos te ofrece unos cuantos momentos que indican que de todo esto se puede sacar algo provechoso. Habrá que seguirla con lupa.



Trophy Wife es, de las tres, la que más se nota estar fabricada para aprovechar el éxito de Modern Family. Más que la historia de una "esposa trofeo" (¿no lo son el noventa por ciento de las esposas de la televisión?) lo que tenemos es a una gran familia formada por un padre, Bradley Whitford, dos ex esposas Marcia Gay HardenMichaela Watkins, los hijos comunes entre ambas y elemento externo, la nueva esposa, una joven Malin Åkerman que de repente ve como pasa de la loca vida de soltera a ser el centro de una familia ya formada. El resto son situaciones y problemas típicos de las comedias familiares norteamericanas y un humor muy convencional y blanco que salvan las interpretaciones de sus actores principales. No es una mala serie pero deja una sensación de "esto ya lo he visto mil veces" continua. Habrá que ver como la trata las audiencias para ver si se desarrolla un poco más.



Dos palabras, James Caan. Es la única razón que se me ocurre para darle una oportunidad a una serie que, de primeras, tiene un serio problema. Salen demasiados niños repelentes. Back in the Game cuenta la historia de una antigua jugadora de softball (Maggie Lawson) que se ve obligada a mudarse de nuevo con un padre con el que claramente tiene problemas afectivos y cuentas pendientes no resueltas. Si todavía seguís leyendo deciros que además tiene un hijo que decide apuntarse al equipo de baseball para conquistar a la chica que le gusta y al no ser elegido su madre coge el toro por los cuernos y se dispone a entrenar a todos los niños que han sido rechazados. ¿Sigue alguien ahí? Pues a todo esto sumarle muchos chistes que han oído mil veces, reflexiones finales emotivas sobre lo importante que es la familia y obtendrán una comedia inocua y de tono amable que no destaca por nada en especial.