20 de noviembre de 2013

[50 años de Doctor Who] Los 5 mejores compañeros de Doctor Who

Sarah Jane Smith:


Cada uno puede tener sus favoritos pero poca gente podrá decir que Sarah Jane no fue la mejor. Es la segunda asistente de la serie con más episodios a su espalda (solo superada por Jamie) y durante cuatro temporadas Elisabeth Sladen construyó un tipo de personaje con el que Doctor Who no había contado antes. Sarah era una mujer fuerte y luchadora que no se conformaba con el papel de mujer en apuros o florero acompañante y que no tenía miedo de mostrar sus vulnerabilidades y miedos. Y es que ese fue el otro gran acierto del personaje, lograr el equilibrio entre lo que la audiencia entendía como el rol clásico del acompañante y lo que la adaptación a lo nuevos tiempos en cuanto el papel de la mujer srequería. Esta periodista se ganó el cariño de todos acompañando al Tercer y Cuarto Doctor y cuando la serie volvió en 2005 faltó tiempo para traerla de vuelta en School Reunion y asegurarle su propio spin off con The Sarah Jane Adventures.

Jamie McCrimmon:



El mejor amigo del Doctor. Como ya hemos dicho antes Jamie ostenta el récord de ser el acompañante más longevo de la serie. Y es que Frazer Hines siempre podrá alardear de haber estado en más episodios de Doctor Who que algunos de los actores que se han puesto en la piel del Señor del Tiempo. Este obstinado escocés del siglo XVIII estuvo siempre al lado del Segundo Doctor, del que se ganó su respeto a base de coraje y lealtad. Un hombre de acción con un final trágico en el que los Señores del Tiempo le borraron la memoria para que no se acordara de ninguna de sus aventuras y correrías. Una pena para los que no eramos ingleses en los sesenta que debido a la desaparición de tantos seriales no hayamos podido ver más de él.

Romana II:







Lo interesante de la relación entre la segunda encarnación de Romana y El Doctor es que era de igual a igual. O todo lo igual que este último podría llegar a reconocer alguna vez, claro. La primera versión de Romana era una Dama del Tiempo bastante impetuosa y arrogante a cargo del Doctor como pupuila. Pero cuando Mary Tamm decidió abandonar la serie se tomó la gran decisión de no desechar al personaje y aprovechar su condición para que se regenerara en una joven más agradable y encantadora interpretada por Lalla Ward. Y quizás porque acabaron siendo pareja en la vida real, o no, es indudable que la química que tenía con Tom Baker traspasaba la pantalla. Además Romana II es la responsable de que K-9 abandonara la serie, así que otro punto para ella.

Ace:





Lo más parecido de la serie clásica a lo que entendemos ahora por compañera. Nos hemos acostumbrado con la nueva serie a que las historias de los acompañantes sean casi tan importantes como el resto, pero esto no siempre fue así. Durante la serie clásica ese rol era bastante más secundario. Pero con la llegada de Ace junto al Séptimo Doctor todo eso cambió. Interpretada por Sophie Aldred, la historia de esta muchacha de fuerte carácter, pero con serios problemas personales, comenzó siendo un homenaje (que es lo que hay que decir cuando no quieres decir copia barata) de El Mago de Oz que termino significando un viaje para derrotar a sus demonios interiores para convertirese en una mujer segura de sí misma.

Y por si nos ha quedado clara la cosa. Construía sus propias armas y explosivos y pateaba culos de Daleks con un bate. Como para no quererla.

Donna:




De todas las compañeras modernas del Doctor Donna merecía estar en este top solo por una única razón. Fue la única con la que no tuvo ningún tipo o intento de trama amorosa. Ni la relación platónica de Rose, ni el intento por ser la chica rebote de Martha ni la obsesión infantil de Amy. Y eso es ya de agradecer, solo por el hecho de no caer de nuevo en lo mismo. Pero es que hay mucho más. No es solo que Catherine Tate lograra crear una gran rutina cómica junto a David Tennant (siempre al quite, nunca impresionada por sus encantos). Es que toda su historia, desde una don nadie a la que solo El Doctor parece verle potencial hasta convertirse en la salvadora del Universo, es una de las más emotivas y trágicas que se recuerdan no solo en las nuevas temporadas, si no en la serie entera.