26 de noviembre de 2013

Oh my God! They killed...
























En junio de este mismo año, antes de que comenzara la decimosegunda  temporada de Family Guy en FOX, el actual showrunner de la serie, Steve Callaghan, anunciaba que en algún momento de los nuevos episodios iban a matar a un personaje de la familia Griffin y que este sería reemplazado por otro personaje nuevo. Una llamada desesperada destinada a generar atención, sin duda, que este último domingo se materializó con la emisión de...

[A estas alturas deberíais saber que la frase que continúa esos puntos suspensivos es un spoiler. Aunque estemos hablando de una serie de animación en la que la continuidad temporal es inexistente y donde lo importante son los chistes y no tanto las vicisitudes de sus personajes. Y tras haber utilizado las expresiones "continuidad temporal" y "vicisitudes de sus personajes" para referirme a Family Guy me dispongo a destripar lo sucedido ayer. Avisados estáis].

... The Life of Brian, el episodio en cuestión donde se desvela que el personaje cuya suerte ya estaba echada en junio era Brian, la mascota de la familia. Dejando a un lado si esta será una muerte definitiva como el propio Callaghan no ha tardado en afirmar o un mero giro de guión en busca de atención y titulares de prensa [1], lo cierto es que es una jugada arriesgada por parte de los guionistas. No solo por el impacto que puede tener entre los fans de la serie (la dinámica entre Brian y Stewie es uno de sus puntos fuertes característicos) si no por el rechazo que puede acarrear. Y si a eso le sumas que en el mismo episodio el personaje ya es intercambiado por otro, Vinny, y que no es más que un estereotipo con patas (con cuatro porque es otro perro con la voz de Tony Sirico), pues evidentemente el tema no va a pasar desapercibido.

Al fin al cabo en una serie de animación, y en una en especial como Family Guy que juega tanto con los viajes en el tiempo, nada es definitivo y en cualquier momento el personaje puede reaparecer. Dentro de una semana, dos o tres temporadas. Será el momento y circunstancias de esa reaparición las que dicten si este era un movimiento sopesado o una simple estratagema comercial. Pero lo curioso de todo el tema es que hay un referente más o menos actual de esta situación, lo que pasó en la sexta temporada de South ParkMatt Stone y Trey Parker buscaban una forma de darle más empaque al personaje de Kenny para no relegarle a ser el chiste recurrente y cansino. Así que cerraron la broma que ellos mismos crearon de forma maestra matando al pobre Kenny y teniéndolo fuera de la serie casi una temporada. Temporada que aprovecharon para desarrollar a un personaje que a la larga seria vital para la serie, Butters. Al final de temporada Kenny volvería a South Park, pero la travesía por el desierto serviría para redefinir su personaje y la propia serie.

Aquella jugada, que en su tiempo fue también muy criticada, fue ejecutada pensando en el futuro. Solo el tiempo dirá si la muerte de Brian en Family Guy es un mal giro argumental, un parche en busca de notoriedad o un destello de genialidad de una serie que lleva mucho tiempo alejada de sus picos creativos.

[1] Lo cierto es que en la era de Internet es bastante difícil mantener misterios como este y ejecutar estos giros sin levantar sospechas. Y más cuando a un par de clics puedes confirmar que hay, al menos, tres episodios de esta temporada aún sin emitir de los cuales uno confirma la presencia de Brian en la imagen promocional mientras que los otros dos, directamente, tienen en su título el nombre del personaje (aquí y aquí).