11 de febrero de 2014

Amazon Originals, segundo intento

[Esta entrada está escrita por Nacho Toribio del podcast The Ranking Club. Nacho no solo ha pasado por el trago de ver todos los pilotos si no que, además, ha disfrutado más de ellos que nosotros mismos. Así que quién mejor para intentar recomendaros estas nuevas futuras series que él. Para cualquier queja o amenaza también podéis recurrir directamente a su persona].



Hace un año, todo el mundo hablaba (y aún lo hace) de cómo la plataforma de streaming Netflix se lanzaba de lleno a conquistar el mundo de la producción propia de renombre, con House of Cards o la sorpresa que fue Orange is the new black, pero bajo ese gran ruido, una pequeña empresa que quizás os suene, llamada Amazon, también se lanzó a producir series originales para su plataforma de vídeo bajo demanda, Amazon Instant Video. Y lo hizo de un modo diferente, compartiendo gratuitamente con el público todos los pilotos que optaban a llegar a ser serie. En su primer año, sólo hubo series infantiles y comedias, y sólo dos llegaron a ser serie, Alpha House y Betas, actualmente en emisión. Pero este año, como buena hormiga que va aumentando su almacén poco a poco, se han lanzado no sólo a producir comedias con aspiraciones y acabado más profesional que el año pasado, sino dos dramas con grandes nombres detrás.

Si hay una serie de la que todo el mundo habla en esta temporada de pilotos en Amazon, es The After, la nueva serie de ese tótem de la ciencia ficción que es Chris Carter, el creador de X Files. The After es una nueva serie evento, del mismo modo que lo han pretendido series como Flashforward y Revolution, en la que vemos a un grupo de personas que aparentemente no tienen nada en común, destinadas a sobrevivir juntas tras una catástrofe desconocida. Pero The After logra algo que Revolution no logró en mi al menos, y es enganchar con su piloto, que aún estando lleno de clichés y personajes quizás algo mal construidos, logra sorprender al espectador en distintos momentos y dejarte con ganas o necesidad de más tras ese cliffhanger con el que finaliza su piloto.

Y hay otro drama, diametralmente distinto, que ha despertado la atención. Es Bosch, el policíaco basado en las novelas de Michael Conelly con Titus Welliver (Lost) protagonizando y a Eric Overmyer (Tremé o Ley y Orden) como encargado de llevar a buen puerto los casos de este obstinado detective. He de reconocer que no terminé el piloto, pero, ojo, no es porque crea que este es malo, sino porque no era para mi en ese determinado momento, no me estaba interesando, pero realmente creo que a un aficionado del género policíaco va a encontrar un piloto sobrio, con una muy buena factura, que tiene claro lo que quiere ser y el público al que va dirigido. Así que no os fiéis de mi, y fiaos de vuestros gustos personales.

El siguiente piloto a comentar, Transparent, se encuentra un poco a medio camino entre el drama y la comedia, recordando al tono de otras series en las que Jill Solloway, creadora, ha participado (Six feet under o United States of Tara). Transparent habla de la identidad personal de una familia formada por tres hermanos y un padre que reúne a todos para decirles algo importante. En media hora presenta perfectamente a cuatro personajes interesantes y con cada uno sus problemas personales, ya sean de identidad sexual o seguridad en sí mismos. Si en el momento que vi el piloto no me importaba mucho si seguía o no, reposando, me he sorprendido pensando en el episodio más de una vez. Podría salir una serie más que interesante.

Sexo, drogas y música clásica, así se presenta Mozart in the Jungle, la comedia que ha escrito Roman Coppola con Alex Timbers y Jason Schwartzman, en la que seguimos el mundo de la música clásica en Nueva York y a unos personajes que harán lo que sea por progresar en ese mundo o no perder su estatus. El mundo que propone Coppola es una mezcla de Wes Anderson, director con el que ha trabajado últimamente en obras como Moonrise Kingdom, con una comedia del estilo a How to make it in America o Looking. Además, en su plantilla de actores cuenta con caras tan conocidas como Malcolm McDowell o Gael García Bernal. A mi me ha conquistado, y vería más episodios con ganas.

The Rebels es quizás la comedia más convencional de todas las presentadas este año por Amazon, en la que seguimos al personaje que interpreta Natalie Zea, una antigua animadora que queda viuda y como dueña del equipo de fútbol americano que poseía su marido. Usando la siempre efectiva fórmula de “pez fuera del agua que tiene que luchar por triunfar fuera de su ámbito”, The Rebels es un piloto divertido, que presenta la situación y que no da malas sensaciones de lo que podría ser esta comedia. Es el piloto más divertido de todos, pero también el más convencional.

¿Qué conclusiones podemos sacar de esta segunda temporada de pilotos de Amazon? Pues que han dado un paso cualitativo de calidad y ambición, que buscan targets de público más amplios, y que de cualquiera de los cinco pilotos puede salir una serie más que interesante para un determinado público.