12 de noviembre de 2014

El amor en los tiempos de la clamidia

Empecemos diciendo que la nueva comedia romántica de Channel 4, Scrotal Recall, tiene el que posiblemente sea el peor título que una serie de televisión haya tenido nunca [1]. Creada y escrita por Tom Edge, que viene de ser parte del equipo de guionistas de la obligatoria The Midnight Beast, cuenta la historia de Dylan [2], un joven en sus veintilargos que descubre que ha contraído clamidia y que decide avisar personalmente y en orden alfabético (because plot) a todas sus parejas sexuales de los últimos años.

Pero afortunadamente Scrotal Recall va más allá de lo que su premisa algo ridícula propone. Con la excusa de la enfermedad la serie cuenta la vida de Dylan y su grupo de amigos gracias a una doble narración que mezcla el presente con el pasado y expone una red de relaciones fallidas y decepciones varias que recapitulan con bastante tino las experiencias amorosas de los veinteañeros en la vida moderna.

En su parte de comedia intenta ser fresca y actual pero puede que menos rompedora u ofensiva de lo que su título podría dar a entender. Muy deudora de esa comedia juvenil inglesa de los últimos años dada más a la cotidianidad que a la exageración, a la Fresh Meat, donde de verdad luce la serie es en su faceta más romántica. Y es en este aspecto donde Antonia Thomas brilla  por encima de todos sus compañeros de reparto con su interpretación de Evie, la chica ideal con problemas para el amor y epicentro sentimental  de toda la historia.

Con un rico universo de historias y personajes conectados a lo largo de los años y haciendo buen uso de los flashbacks, Scrotal Recall logra gracias a su estructura presentar de distinta forma una historia de amor clásica y consigue así darle más matices e interés. Su abrupto final tras solo seis episodios y la incertidumbre de si tendrá o no continuación en forma de segunda temporada empeoran el conjunto y deja una sensación de coitus interruptus, sí, pero no emborronan las buenas sensaciones que deja en el camino.

En definitiva, una historia clásica de amor y autoconocimiento que gracias a su humor y, sobre todo, a su estructura narrativa intenta ofrecer algo más que lo que da la comedia romántica genérica. Una pena su corta duración y que no tuviera continuación, porque como le pasa la mayoría de las comedias crece mucho desde su mediocre primer episodio.

[1] Posiblemente el peor título de la historia por detrás de "El amor en los tiempos de la clamidia".

[2] Johny Flynn, al que puede que conozcáis más por su carrera musical.

[+] Como siempre que hablamos de series de Channel 4, la podéis ver directamente en su web.